Foxcatcher, la reseña de Sopitas.com

Hay dos formas de acercarse a Foxcatcher

, película dirigida por Bennett Miller, protagonizada por Steve Carell, Channing Tatum y Mark Ruffalo, y cuyo guión de E. Max Frye y Dan Futterman, está basado en hechos de la vida real.

La primera es entrando a la sala de cine teniendo conocimiento de los hechos que consternaron a la opinión pública estadounidense y que ocurrieron de finales de los ochenta a mediados de los noventa, donde estuvieron implicados los hermanos y medallistas olímpicos Mark y Dave Schultz. La segunda, que es la que recomendamos, es ignorando todo lo referente a estos acontecimientos y dejándose sorprender por una trama de constantes y sorpresivos vuelcos psicológicos.

Nosotros fuimos a verla del segundo modo, teniendo unas nociones muy vagas sobre el argumento de esta película pero sin saber realmente qué esperar. El resultado final fue un viaje de más de dos horas por un intrincado laberinto emocional por donde no sólo transitan los personajes de esta historia, sino también los espectadores.

_foxcatcher_

Dave y Mark Schultz, en quienes está basada esta película. 

* * * * *

Para muchos deportistas de élite, no hay mayor triunfo que la obtención de una medalla de oro olímpica. Una vez alcanzado este objetivo, por el que muchos invierten gran parte de su vida, llegan días de fama y gloria que en algunos casos tienen fecha de caducidad.

Eso le sucede a Mark Schultz (Channing Tatum), medallista olímpico de lucha grecorromana en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, quien tres años después se encuentra en el olvido, y a la sombra de su hermano mayor, el también medallista olímpico, Dave Schultz (Mark Ruffalo).

Mark se encuentra en pleno proceso de preparación para un campeonato mundial cuando recibe una llamada que le cambia la vida: John du Pont (Steve Carell), un multimillonario estadounidense le ofrece trabajo como entrenador de lucha en su mansión, pues tiene la intención de fundar un moderno complejo de entrenamiento para preparar a jóvenes promesas de la lucha grecorromana y encaminarlos hacia la gloria olímpica.

En esos momentos la lucha grecorromana recibía muy poco apoyo, por lo que la propuesta de recibir dinero por luchar y prepararse en unas instalaciones adecuadas le parece una oportunidad única.

Este es el punto de partida de Foxcatcher, una película cuyo argumento en un inicio podría parecer simplista y poco atractivo, pero que conforme va desarrollándose nos muestra cómo la relación entre los protagonistas pasa por varios matices que van desde la fraternidad y el apego, hasta el odio y la obsesión.

FOXCATCHER

* * * * *

Si la historia abordada en Foxcatcher ya es atractiva por sí misma, la atmósfera lograda por el director y las actuaciones de los actores hacen de ésta una película redonda.

Por un lado Channing Tatum nos muestra la interpretación más madura de su carrera, al encarnar a un deportista olímpico en plenitud pero con cierta dificultad para relacionarse socialmente. A pesar de lo poco expresivo de su personaje, Tatum logra expresar físicamente la guerra de dudas, miedos y cuestionamientos que tiene lugar en la mente de Mark Schultz.

Mark Ruffalo, en cambio, encarna a un deportista que a diferencia de su hermano, es más sereno y maduro. Para el espectador se vuelve imposible no sentir simpatía por su personaje y sentir un descanso a la tensión de la trama, cada que aparece en pantalla.

No obstante, si un trabajo resalta en esta película es el de Steve Carell. En la carrera de los actores hay papeles que los marcan y hacen que la gente los relacione a ellos durante años. Pensábamos que Carell estaría asociado por siempre al personaje de Andy Stitzer, en Virgen a los 40. Después de ver Foxcatcher estamos seguros que Carell será visto con otros ojos por la crítica y el público.

Su interpretación como John Du Pont es brillante, pues dota al personaje de los matices que requiere para los distintos momentos de la trama. A ratos simpatizamos con él, luego lo odiamos, lo compadecemos, y así pasamos por varias emociones encontradas. Por todas estas estaciones Carell nos lleva con maestría hasta un final ensordecedor.

foxcatcher2

* * * * * 

Foxcatcher es de esas películas que tardas en digerir, pues su historia se mantendrá dando vueltas por varios días en tu cabeza. Al salir del cine seguramente querrás saber más sobre la historia de los hermanos Schultz y John du Pont.