Adoramos los finales felices… En redes sociales una influencer llamada Gaby Bastida (sí, nosotros tampoco sabemos quién es) fue exhibida por no haber cumplido con la colaboración que acordó con una marca de ropa deportiva, a la cual ella quiso quemar después. Pero bueno, aparentemente las cosas no le salieron como ella esperaba.

Si no se han enterado de este chismecito, les contamos brevemente: Resulta que a través de Twitter una usuaria llamada Valeria mostró el cómo Gaby Bastida pidió una colaboración de su marca Fitzone Activewear, el emprendimiento que la chica tiene con un socio.

Una marca deportiva denunció el abuso de una influencer

Luego de pactar una colaboración y enviarle las prendas de ropa para que Bastida las usara y etiquetara a la marca en fotos/videos publicados en sus redes sociales (así se dan este tipo de intercambios), la influencer comenzó a dar largas y no cumplir con lo acordado.

Para no hacerla tan cansada, Gaby Bastida decía que tenía una agenda muy ocupada y cuando usaba la ropa que la marca deportiva le envió, no los mencionaba. Evidentemente Valeria y su socio se molestaron, le reclamaron, y ahí fue donde la influencer sacó el cobre.

Acordaron una colaboración y Gaby Bastida no cumplió con lo acordado

Resulta y resalta que al estar ‘done’ (cansada pa los que hablamos español), Bastida le pidió a Valeria sus datos para pagarle por la ropa. Cosa que se veía venir en los chats ya que, a lo que podemos leer, a la influencer le faltaban ganas para cumplir con esa colaboración.

La cuesión es que la influencer se la volteó a los emprendedores y les recordó que sus publicaciones en redes valen más que la ropa. O sea, básicamente le dijo a Valeria que su marca le debía dinero a ella y no al revés, pues hasta les hizo un descuento y todo. ¡Oilaaaaa!

La marca deportiva denunció lo ocurrido y con justa razón

“Me iba quedar callada, pero no se me hizo justo, no a mí que me esfuerzo todos los días para mejorar y seguir creciendo y dar lo mejor de mí, no es justo”, dijo la chica de la marca deportiva que la neta pues sí está en su derecho de defender su emprendimiento (no son enchiladas, chavos).

“@gabybastidaaa mucho amor para ti, me caías súper bien, ojalá algún día aprendas a respetar el trabajo de los demás”, finalizó la chica en la denuncia que obvio se hizo viral en redes sociales. Pero espérense que la cosa con Gaby Bastida se pone peor.

Foto vía: TikTok

Luego Gaby Bastida quiso quemar a la marca en sus redes sociales

En un muy mal y nada pensado intento de limpiar su imagen, la tiktoker subió un video para sus 6 millones de seguidores (pero ahí van a seguir a gente nomas’ porque sí) donde quemaba a la marca deportiva acusándola de darle ropa de baja calidad y por eso le dio pena subirla a sus redes.

La cosa es que esta brillante influencer no explicó el porqué usó las prendas varias veces si no le gustaron desde el principio y dos, el porqué nunca las regresó a Valeria antes de darle largas y excusas para no subir el contenido a sus redes sociales.

Foto: especial

Y la influencer terminó quemándose ella solita

Gaby Bastida obviamente hizo el video en tono burlón, en compañía de su hermana y su mamá que nos dejan muy en claro el porqué la jovencita en cuestión tiene tan normalizadas estas conductas.

Obviamente el video en cuestión se bajó unos minutos después, pero se sabe que en la web ya nada desaparece y se los dejamos a continuación:

Ya salió otro emprendimiento a denunciar que sufrió lo mismo con Gaby Bastida

Al parecer esta chica tiene el mismo ‘modus operandi’ cuando se trata de pequeños negocios, pues una chica en Twitter también mostró pruebas de cómo le hizo lo mismo cuando ella le pidió colaboración con su negocio de joyería

Igual que a Valeria, Gaby Bastida pidió productos y prometió publicaciones en redes sociales, sobre todo en TikTok. Pero al final no cumplió con la colaboración a pesar de que en múltiples ocasiones se le vio en sus videos usando los productos de dicho negocio.

La influencer también pidió la colaboración, usó los productos y no cumplió con el trato

“Subió solo una historia mostrando 3 accesorios de todos los que le mande, y un post donde solo me etiquetó y no se ve muy bien el collar. En todo un mes y medio solo subió eso”, menciona la emprendedora que asegura nunca denunció a Bastida porque tenía muchos seguidores.

“Honestamente no recibí ventas ni tantos seguidores como esperaba y en tiktok jamás me etiquetó… simplemente lo dejé pasar como una mala experiencia sin querer volver a colaborar con una influencer”, aseguró al señalar a la influencer por no tratar así de mal a las grandes marcas.

Bueno, la influencer ya hizo lo que todos sus colegas hacen en situaciones así: limitar los comentarios y dar de bajas algunas de sus cuentas luego de que estos dos casos salieran a la luz. Y sabrá Dios si hubo más negocios afectados.

Lo que sí es seguro es que en cuestión de horas o días veremos un video de Gaby Bastidas llorando, pidiendo disculpas y diciendo que ella no es así. Ya saben, lo que hace la mayoría de influencers después de ser funados…

Redactora de música, entretenimiento y noticias. Llevo siete años en medios de comunicación y he tenido la oportunidad de conocer, entrevistar y escuchar en vivo a mis artistas favoritas. More by Stephania Carmona

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook