Mison Sere smiles after winning the 2015 edition of the Mr Ugly competition, in Harare, Saturday, Nov. 21.2015. Sere who controversially dethroned former Mr Ugly William Masvinu to scoop the top prize of $500 in a contest marked by allegations of cheating. Masvinu has had it relatively easy over the past 3 years when the contest struggled to draw more than 10 contestants. This year's competition attracted 35 contestants with organisers saying they were looking for people with natural ugliness. (AP Photo/Tsvangirayi Mukwazhi)

Gana concurso de feos en Zimbabue y lo critican por ser el más guapo

Bueno, al parecer, no sólo la gente atractiva en este mundo tiene su lugar en los concursos. Ya que al parecer en Zimbabue, se busca encontrar al hombre más feo.

ugly3

Resulta que desde hace 4 años, un concurso conocido como Mr. Ugly se lleva a cabo para celebrar “la belleza en la fealdad”, según las palabras de David Machowa, organizador del show.

ugly7

Sobra decir que se busca a la gente menos agraciada para concursar, lol.

Pero la razón por la cual traemos este tema no es por alguna clase de crítica de nuestra parte. De hecho, la crítica viene desde dentro, por parte de uno de los concursantes.

Todo comienza cuando después de una ardua selección, se tomó la decisión de coronar a Maison Sere como el ganador de este evento.

ugly4

El buen Maison, hombre desempleado que llevaba un atuendo bastante maltratado y que perdió gran parte de sus dientes, venció a otros cinco concursantes por el premio de 500 dólares, que es una suma bastante en un país con alto índice de desempleo.

ugly6

Pero las cosas se complicaron cuando William Masvinu, que había ganado este concurso 3 años consecutivos, no aceptó entregar el título de Mr. Ugly con mucha madurez. Según él, Maison era demasiado guapo para ganar.

ugly5

“Los jueces no fueron justos, por eso los organizadores deben de buscar gente nueva para el puesto y empezar de nuevo. Yo no perdí hoy.

Yo soy feo de naturaleza. Él no, porque sólo es feo cuando abre la boca y eso e trampa.”

La competición de este año atrajo aún a más personas que en los años en los que William se mantuvo invicto. Esta es una prueba clara de que perdió limpiamente. Por eso a veces hay que aprender a perder con dignidad.

Vía abc