Gatita vuelve a caminar gracias a cuatro prótesis hechas en impresora 3D

Dime cómo tratas a los animales y te diré quién eres… Pocas frases tan llenas de verdad. Afortunadamente son mucho más los buenos que los malos, y la tierna noticia de hoy, lo comprueba una vez más.

Hace un par de años, una gatita llamada Dymka fue rescatada del helado invierno de Novosibirsk, Rusia. La pequeña se encontraba abandonada y a punto de perder la vida a causa de las bajas temperaturas. Tristemente, los veterinarios que la encontraron, tuvieron que amputarle las cuatro piernas para asegurar que siguiera con vida. La excelente noticia, y lo que nos restaura la fe en la humanidad, es lo que les vamos a contar a continuación:

Un año más tarde, y recuperada al cien por ciento, unos médicos especialistas en animales, le regalaron cuatro prótesis hechas en impresora 3D para que pudiera jugar y correr una vez más a placer. Con todo el cuidado y profesionalismo del mundo, Dymka recibió cuidado durante varios meses para corroborar si el material podía adaptarse a su cuerpo. Después de una larga y dura recuperación, a finales del año pasado, una mujer que se enamoró de ella la adoptó.

Ahora, Dymka goza de una vida llena de amor y cariño, aunque sigue acostumbrándose a su extraño caminar. Por aquí estamos seguros que es cuestión de tiempo para que esté dando habilidosos brincos una vez más. El caso de Dymka es un ejemplo más de que el verdadero propósito de la tecnología es crear y hacer cosas para ayudar o salvar a los demás. Es la única forma en la que podremos vivir en paz. Vean aquí el video de la pequeña orgullosa mostrando sus prótesis por todos lados: