Germán Sánchez: Cómo un hobbie con cochecitos le permite ayudar a niños con cáncer

Este 15 de febrero se celebra el Día Internacional del Cáncer Infantil, una fecha muy importante que sirve para sensibilizar y concienciar a la población sobre los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes que padecen la enfermedad, además de sus familias, quienes están presentes durante el duro proceso.

Foto: Ezra Shaw/Getty Images

En México la lucha contra el cáncer infantil es aún más compleja de lo parece, mucho de esto gracias a la escasez de medicamentos oncológicos que se ha presentado en el país durante los últimos meses. Sin embargo, es grato saber que en el país aún existen personas que ponen su granito de arena con tal de ayudar a que la batalla contra ese padecimiento sea más llevadera para los pequeños, incluso si eso sólo implica darles un momento de distracción. 

Uno de ellos es Germán Sánchez, un hombre de 54 años que junto con su esposa tiene un negocio de pistas de carreras eléctricas llamado Club Slot Overspeed Scalextric, ubicado en la colonia Del Valle de la CDMX y en donde tanto chicos como grandes pueden ir a competir con autos miniaturas. Un hobbie que no sólo se la permitido llevar pan a su mesa, sino que le ha dado la oportunidad de ayudar a niños con cáncer. 

Germán Sánchez: Cómo el hobbie de un hombre le permite ayudar a niños con cáncer

Foto: Germán Sánchez

Y es que hace unos días el señor Germán rentó, sin ningún costo, una pista de carreras para un evento que se llevó a cabo en un hospital ubicado en la colonia Del Valle, en donde niños con cáncer pudieron realizar algunas actividades, incluida las carreras de carritos eléctricos que fueron posibles gracias a su donación.

Foto: Especial

“Me gusta apoyar porque es una sensación muy especial el ver cuando los niños se divierten, pues muchos de ellos no tienen las posibilidades de tener una pista. Siempre buscamos la forma de ayudar y poner un granito de arena”, nos contó el señor Germán en una entrevista “No me gusta publicar este tipo de eventos porque lo hacemos con mucho gusto y con ganas de contribuir a que haya niños y que tal vez, por un momento, tengan un recuerdo o pasen un buen rato en eventos así”, mencionó.

El negocio de don Germán, el cual pertenece también a su esposa Alma, lleva siete años de existencia. A pesar de que su pasión a los carritos eléctricos la descubrió a la edad de 9 años, cuando su papá le regaló una pista el Día de Reyes, en su momento la vida lo llevó por el camino de la aviación. Sin embargo, después de varios años pudo regresar a eso que lo llenaba de vida.

Foto: Germán Sánchez

Lo comenzamos de manera fortuita y pasó de ser un hobbie a un negocio en el que me ayudaron mis hijos y mi esposa”, dice el señor Germán. “Después de laborar mucho tiempo en la aeronáurica, por cuestiones de salud tuve que retomar el hobbie y posteriormente se dieron las circunstancias para poner un club de amigos, detalla el hombre originario de la CDMX.

Germán Sánchez: Cómo el hobbie de un hombre le permite ayudar a niños con cáncer

Foto: Germán Sánchez

El Club Slot Overspeed Scalextric es un lugar que cuenta con varias pistas eléctricas de carreras. Una de ellas y quizá la que más llama la atención, es la de 44 metros en donde se llevan a cabo carreras, torneos y en la cual todos los amantes de los coches eléctricos puede venir a correr sus unidades.

Pero más allá de las competencias, lo que mantiene al señor Germán Sánchez en el negocio de las pistas eléctricas es el poder lograr que las mentes más jóvenes dejen a un lado la tecnología y se familiaricen con juguetes que ya no están de moda para muchos de los niños de ahora.

Parte de lo que me motiva es que yo tengo muy buenos recuerdos de todos los juegos de mi niñez, sobre todo este tipo de pistas. Y veo que actualmente los niños no les llama tanto la atención, porque ha cambiado un poco el tipo de juegos para ellos. Ahora utilizan muchos juegos electrónicos y entre las tablets, los teléfonos y las consolas de videojuegos, han dejado un poco de lado todo este tipo de juegos que nosotros tuvimos.

Germán Sánchez: Cómo el hobbie de un hombre le permite ayudar a niños con cáncer

Foto: Germán Sánchez.

Las cosas tampoco han sido fáciles, pues cada vez el negocio de pistas eléctricas se vuelve menos popular, lo que a su vez implica menos renta de éstas en fiestas de cumpleaños y eventos. “Creo que de las cosas más difíciles es la falta de difusión, de que la gente sepa que hay lugares como estos en donde puedes venir a participar y simplemente jugar”, comenta.

Aún con eso el señor Germán Sánchez está convencido de que los juegos como los carritos eléctricos ayudan a los padres a tener una convivencia más sana con sus hijos, por lo que tiene la esperanza de que cada vez más pequeños le tomen el gusto a los juegos interactivos.

Foto: Germán Sánchez

Y en el futuro, quizá, alguno de ellos herede la pasión por las pistas eléctricas y la cadena seguirá existiendo. No sólo para permitirle a personas como el señor German el poder seguir viviendo de lo que más le encanta hacer, sobre todo para que el hombre de 54 años tenga la oportunidad de haciendo felices a esos niños que, de vez en cuando, se olvidan del cáncer un rato y se divierten con coches eléctricos en pistas de carreras. 

Foto: Germán Sánchez