Existen personas que necesitan algunos “incentivos” para conseguir algo de motivación a la hora de desempeñar su trabajo. Hay incluso gente que decide tomar el asunto en sus propias manos.

Un ejemplo es el conductor de autobús residente de Wood Green, en Londres, quien decidió estacionar su vehículo en la sección de autobuses que estaban fuera de servicio, sólo para darse un trato especial.

Lo que no contaba, es que alguien que pasaba por ahí, grabaría toda la experiencia.

 

https://youtu.be/-w8MZKRgmUA

Después de que esto llamara la atención de Arriva, y Transportes de Londres, se tomó acción inmediata, suspendiendo al conductor.

Aunque a veces hay urgencias que no pueden esperar, debemos recordar que siempre hay un lugar y tiempo. Sobre todo para eso.

Vía unilad

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook