Oskar Blues, una compañía de cerveza artesanal en Colorado, Estados Unidos, tuvo la brillante idea de bautizar a su cerveza rosada con el nombre similar al de la banda de hard rock liderada por Ax’l Rose. Pues resulta que el chiste les salió muy caro, el grupo no solo ha salido a aclarar que la cerveza ‘Guns ‘N’ Rosé’ no es la cerveza oficial de Guns N’ Roses, sino que también han interpuesto una demanda multimillonaria por violar los derechos de su marca.

En la demanda, presentada en una corte federal de Los Ángeles, la banda acusa a la firma cervecera de causar un “daño irreparable”, por lo que ahora buscan ser indemnizados por daños y costos legales, argumentando que Oskar Blues se “aprovechó de forma intencionada de su buena voluntad, prestigio y la fama de GNR sin la aprobación, licencia o consentimiento del grupo, al vender “Guns ‘N’ Rosé” desde principios de 2018.

‘Guns ‘N’ Rosé’ no es la cerveza de Guns N’ Roses, ya hay demanda

Oskar Blues

“Como resultado directo y cercano de los actos ilícitos del demandado, GNR ha sufrido y sigue sufriendo y/o es probable que sufra daños en sus marcas comerciales, reputación comercial y buen nombre”, se lee en la queja.

La compañía estadounidense que cuenta con una amplia gamaa de bebidas y cervezas de diferentes sabores ha de estar redactando la carta de renuncia del empleado, gerente o directivo que quiso rendir un tributo a los rockeros, con el nombre de su nueva cerveza de vino.

‘Guns ‘N’ Rosé’ no es la cerveza de Guns N’ Roses, ya hay demanda

Oskar Blues

Además de la violación a los derechos de su marca, los cuales son protegidos por la Ley de Derechos de Autor, Guns N’ Roses, también señala a Oskar Blues de posible fraude, robo de identidad y todas las implicaciones que resulten, pues tanto Ax´l, Slash y Duff McKagan, aseguran que la venta de la cerveza ‘Guns ‘N’ Rosé’, podrían afectar las ventas de artículos relacionados como camisetas, plumillas y “todo producto asociado exclusivamente” a la banda”. 

Además, el grupo nacido en Los Ángeles, también sostiene que la cervecería está implicando falsamente una conexión con la banda al usar un juego de palabras para comercializar su cerveza, que según los músicos se ha vendido en presentaciones de lata y barril.