Habilitan escuela para atender a koalas heridos en los incendios de Australia

Los incendios en Australia es uno de los desastres naturales más impactantes de los últimos años. Las llamas han consumido más de 10 millones de hectáreas, le han quitado la vida a más de mil millones de animales y 24 personas. Hasta el momento, también han bombeado alrededor de 400 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. Más de lo que producen los 100 países con menos emisiones combinados en un año. Una locura absoluta…

Pero si algo bueno ha dejado esta tragedia, es el amor y la buena voluntad de mucha gente (y animales también) haciendo lo imposible por salvar a la mayor cantidad de animales que se pueda. Como es el caso de la escuela Primaria Paradise, que ha transformado sus instalaciones para convertirse en un hospital para koalas que han sufrido quemaduras en los incendios.

Adelaide Koala Rescue es la organización encargada de rescatar y salvarle la vida a cuanto koala se les cruce en el camino. Actualmente tienen a 100 pequeños en las instalaciones de la escuela. Lugar en el que les brindan atención médica y refugio. Desgraciadamente, a veces llegan tan heridos que es mejor ponerlos a dormir para evitarles más sufrimiento.

Hasta el día de hoy, se han dado de alta a 35 koalas, aunque todos los días llegan más. Afortunadamente, cientos de voluntarios se dan cita en la Primaria Paradise para prestar sus manos y apoyo en el rescate. Muchos llegando desde lugares lejanos de la cuidad y algunos incluso de otros países.

“Hemos recibido algunos que fueron quemados por todas partes”, dijo el miércoles Jane Brister, directora de Adelaide Koala Rescue. “Es casi como si estuvieran acurrucados en una bola cuando las llamas y el calor pasó por encima de ellos”.

“Cuidar a los heridos puede ser un trabajo desgarrador. Algunos koalas traídos al centro están en una condición tan severa que deben ser sacrificados”. Brister también dijo que los voluntarios encontraron la experiencia “abrumadora y en algunos casos desgarradora”“Tenemos muchas personas en nuestro equipo que han visto cosas que se quedarán con ellos para siempre, que necesitarán terapia”.

En un cifra realmente terrible, Sussan Ley, ministra de Medio Ambiente de Australia, informó que se calcula que alrededor del 30% de los koalas en Nueva Gales del Sur han muerto, una de las poblaciones más afectadas por los incendios.