Hacer explotar un CD es más divertido a 170,000 cuadros por segundo

Muchos aún tenemos discos compactos pero ¿Quién los usa en la actualidad? Esos bellos y reflejantes objetos son ahora piezas de colección que los amantes de la música tenemos guardados en nuestras repisas y muy de vez en cuando nos ponemos escuchar ya que probablemente su contenido esté descargado en nuestra computadora o reproductor personal. Así que si los Slow Mo Guys

 se ponen a explotar discos nadie se va a ofender ¿cierto?

Nuestros queridos muchachos decidieron poner un CD a girar con un motor de aspiradora para ver cómo se convierte en pedacitos, porque resulta que si un disco gira lo suficientemente rápido ¡simplemente explota! pero no se asusten, su reproductor de CD -si es que aún tienen uno- no va a explotar en pedazos e incendiarse ya que esto sólo sucede al exceder las 23,000 revoluciones por minuto. Lo maravilloso de este experimento -además de la inherente belleza que tiene explotar cosas- es que fue grabado con la irreal cámara Phantom V2511, la cual puede llegar a grabar un millón de cuadro por segundo… wow.

Obviamente para grabar a esas velocidades se tiene que sacrificar resolución, además de que ver un sólo segundo de material tomaría una eternidad, así que por el momento podemos ver cómo esto buenos CDs -que pudieron almacenar música o porno o lo que sea- explotan a 170,000 cuadros por segundo ¡Hurra!