Tao (izquierda) y Oko (derecha) en una tarde de paseo. Foto: Instagram (@tao_mr_winky)

Héroes peludos: Perrito pierde la vista y su dueña le consigue un cachorro para ayudarlo

El amor que los perritos sienten es enorme, tanto que no solo se limita a su aprecio por el ser humano. Su increíble naturaleza y amistad incondicional se ha puesto a prueba una vez más, pues en el Reino Unido recientemente se dio la nota luego de que un perrito de raza golden retriever se quedará sin ojos. Este hecho provocó que su dueña, en un intento de reintegrarlo a la cotidianidad, le consiguiera un pequeño amigo canino.

Sin embargo, esta peluda e incondicional amistad no se limita a convivir juntos: el nuevo doggo se ha encargado de servir como guía para su amigo a quien le ayuda a orientarse cuando salen a pasear o cuando se encuentran en cualquier tipo de espacio, algo que sin duda ha hecho eco en todo el mundo y que comprueba que el perro no solo es el mejor amigo del hombre. 

Foto: Instagram (@tao_mr_winky)

También puedes leer: LEALTAD NIVEL: UN ANCIANO SE DESMAYÓ EN LA CALLE Y SU PERRO SE QUEDÓ A CUIDARLO EN TODO MOMENTO

La desafortunada historia de Tao

Tao es un golden retriever que está por cumplir 11 años de edad y que pertenece a la familia de Melanie Jackson radicada en la localidad de Somerset, en Inglaterra. Fue en febrero de 2019 cuando los problemas de visión de Tao comenzaron a manifestarse: luego de haber dado su tradicional paseo del día, el perrito comenzó a llorar desesperadamente por un dolor que, en ese momento, no tenía explicación.

Melanie acudió al veterinario al día siguiente y finalmente le dieron el diagnóstico de glaucoma originado por la acumulación de líquido en el ojo que no se podía drenar por sí sola. De acuerdo con lo menciona el portal Somerset Live, la mujer y su familia analizaron las opciones que tenían para que Tao pudiera gozar de una buena calidad de vida, por lo que descartaron inmediatamente la eutanasia.

Foto: Instagram (@tao_mr_winky)

“Decidimos que si podíamos eliminar el dolor y el podía tener calidad de vida, entonces haríamos la operación. Logramos mantener el glaucoma en el ojo restante con gotas durante 11 meses“, señaló Jackson. Desafortunadamente, el tratamiento para rescatar el órgano restante no funcionó y se tuvo que extirpar el ojo que le quedaba a Tao. Eso sí: mientras temía lo peor, Melanie entrenó a Tao para identificar nuevas órdenes y su significado, esto con el fin de que se adaptara mejor a su condición de ceguera.

También puedes leer: UN NIÑO MURIÓ ABRAZADO DE SU PERRO AL INTENTAR REFUGIARSE DE LOS INCENDIOS EN EE.UU

Y llegó Oko para ayudar

Luego del entrenamiento especializado y de acondicionar su casa para que Tao pudiera caminar sin problemas, Melanie decidió adoptar a Oko, un cachorro de dos meses de edad y de la misma raza. El par de perritos pronto comenzaron a llevarse de maravilla y Oko, quien le daba a Tao un nuevo amigo con quien jugar, al poco tiempo se convirtió en su guía.

Cuando salen de paseo o se encuentran en espacios abiertos, Oko se encarga de orientar a Tao en el camino. Melanie incluso abrió una cuenta de Instagram en la que sube recurrentemente las aventuras del par de peludos amigos. En alguno de los videos, se aprecia cómo ambos corren juntos mientras Oko encamina el paso de Tao. Sin duda, este par de caninos se han ganado el corazón de Internet como Oko se ganó el de Tao y Melanie, quien por ahora colabora con The Kennel Club para concientizar y tratar el glaucoma en perros.

Foto: Instagram (@tao_mr_winky)