Seguramente en los últimos días y mientras navegaban por internet se toparon con la imagen de un mariachi, con el estuche de su guitarra en mano, caminando en medio de la nieve en Canadá. Una fotografía muy impactante que se ha compartido miles de veces y ha llenado de orgullo a varias personas en México, sobre todo por la representación que el mariachi tiene en la cultura popular de nuestro país.

Foto: Especial

Y si la foto es algo sorprendente, la historia detrás de ella lo es aún más. El responsable de capturarla fue el fotógrafo canadiense Cameron Frazier, quien en su cuenta de Instagram (@bananacamphoto) posteó la imagen del mariachi caminando entre la nieve, frente al reloj Steam de Vancouver, una ciudad que en los últimos días ha sido azotada por temperaturas muy bajas.

“Frío, lluvia e incluso nieve… El mariachi prevalece”, se lee en la descripción del post realizado por Frazier y cuya fotografía rápidamente fue retomada por usuarios de internet en México que con orgullo, la viralizaron en redes sociales. “Me tomó desprevenido porque no es algo que se vea todos los días, especialmente en la nieve”, comentó Cameron Frazier al portal Verne, de El País, detallando que él se encontraba en el lugar cuando el hombre vestido de mariachi apareció de repente.

Eso sí, aunque muchos afirman que la imagen en cuestión muestra a un hombre que va a trabajar como mariachi a pesar de las condiciones del clima, la historia detrás de la foto es un poco diferente, ya que en realidad se trata de un hombre de Oaxaca que hace dos décadas se fue a Canadá a trabajar, y que recientemente fue captado por Cameron Frazier cuando hacía un video promocional para su mariachi.

El protagonista de la fotografía que le ha dado la vuelta al mundo es Alex Alegría, un hombre de 43 años originario de  Tuxtepec, Oaxaca, que en el año 2000 se fue a vivir a Vancouver para trabajar en una fábrica de aluminio. Si bien la intención de Alex no era tocar música mexicana, una tarde de invierno de ese año la nostalgia de no estar en el país que lo vio nacer lo invadió, por lo que decidió vestirse con el traje que su tío le dio antes de que se fuera a Canadá.

Foto: Los Dorados (Facebook)

“Me puse a cantar en Robson Street vestido de mariachi con mi guitarra por pura nostalgia y eso me hizo sentir mejor”, menciona Alegría a Verne. “Desde entonces empecé a ir todos los días de seis a once de la noche y la gente me empezó a dar dinero y a reconocerme”, cuenta Alex, quien relata que con el tiempo se le fueron uniendo músicos de otros países y que fue gracias a la propuesta de un colombiano que nació Los Dorados.

Fue hasta el año 2003 que Alex Alegría y Los Dorados hicieron su debut en un festival del 5 de mayo, en Canadá, y desde ahí no han parado. Alex dejó su trabajo en la fábrica de aluminio y se dedicó completamente a su proyecto musical, el cual en la actualidad está conformado por 12 personas y que tiene entre sus filas a personas de países como China, Polonia, Italia, Ucrania, entre otros, con quienes se dedican a amenizar noches en restaurantes de comida mexicana en Canadá.

Foto: Los Dorados (Facebook)

“También damos serenata, tocamos en cumpleaños y hasta en funerales”, mencionó Alegría durante la entrevista a Verne, relatando que aunque no es un músico profesional, Los Dorados lo han llevado a tocar en festivales de música y sobre todo, le han dado esa calidez mexicana que a veces extraña con el frío de Vancouver al que nada más no se acostumbra. “Uno se va acoplando, pero hace falta el sol. Por eso hago música para estar siempre en contacto con México”.

“Me dio mucho gusto que el mensaje llegara a tantas personas fuera de México, es lo más bonito que puedo compartir”, mencionó Alex Alegría durante la entrevista, demostrando una vez más que ser mexicano es más que vivir en el país; es respetar y demostrar con orgullo el amor que uno le tiene a su patria.

Foto: Los Dorados (Facebook)