Hay lecciones en esta vida que se aprenden de buena manera y otras que, bueno… son a las que llamamos “golpes”, porque usualmente duelen para que podamos dar con varias netas. En este caso, un señor de 55 años tuvo que aprender por las malas que NO se debe de acariciar a un león enjaulado, por mucho que ame a los animales.

Esto sucedió en la provincia de Free State, en Sudáfrica, donde Pieter Nortje estaba celebrando el décimo aniversario de su boda junto a Ilze, su esposa. Mientras daban un paseo dentro del Titke River Lodge, lugar donde se hospedaron, decidieron ir a ver a los animales y grabar su experiencia, pero las cosas se pusieron feas cuando llegaron a la jaula de los leones.

León ataca a turista por intentar acariciarlo

Imágenes capturadas de Twitter

Mientras Ilze grababa con su teléfono, a Pieter se le hizo fácil meter la mano y acariciar a los enormes felinos. Como uno de ellos se mostró bastante afectuoso, el hombre se emocionó más de lo debido e intentó tocar a una de las hembras. Fue en ese momento cuando el animal le mordió el brazo y, por un instante, no quiso soltarlo.

Las imágenes no fueron realmente inquietantes, ya que no se pudo ver sangre o la herida del sujeto. En la grabación sólo se puede ver parte del ataque y se escucha a la esposa de Nortje pidiendo ayuda a gritos, cosa que es suficiente para saber que la situación no fue precisamente agradable.

De acuerdo con la información de Daily Mail, Pieter tuvo que ser llevado al hospital más cercano debido a que sufrió heridas graves por la mordida del león. Por otro lado, un representante de Titke River Lodge tuvo que dar una explicación por lo sucedido, haciendo énfasis de que existen indicaciones para no tocar a los animales.

“Hay señales de advertencia por todas partes”, dijo el representante del lugar. “Nortje metió la mano a través de la cerca eléctrica para tocar a los leones y fue mordido”.

Francamente, pensamos que este señor tuvo mucha suerte de haber salido de esa situación con una herida grave. Si echamos un vistazo a internet, sabremos que existen más historias parecidas a esta, pero con un giro de trama más desagradable. Algunas personas ni siquiera han vivido para contar su experiencia.

Si algo nos queda por decir después de conocer este incidente, es que nos pareció irónico que, durante la grabación, Pieter dijera: “Si me muerdes, yo te morderé a ti”. Tal vez así no vuelva a sentirse tan intrépido.