Sabemos que las borracheras pueden ser muy raras, muy intensas y que en ellas pasa de todo. Hay mucha gente que aplica la de “no estaba muerto, andaba de parranda”, pero este señor si está en un nivel más allá de esa frase, porque todo el mundo pensó que ya había colgado los tenis pero no, solo estaba borracho, dormido sobre el río. Casual.

Todo sucedió en El Salvador, para ser precisos en el Río de Santa Rosa de Lima, donde un grupo de personas andaba dando una vuelta por el lugar, ya saben aprovechando el bello clima. Cuando de repente se toparon con algo bastante estraño, como diría Paty Chapoy, vieron que sobre el río estaba el cuerpo de una persona flotando; por lo que pensaron obviamente que ya estaba muerto y empezaron a grabar. Ya saben, porque es lo más normal grabar algo así.

Pero se llevaron una tremenda sorpresa, porque de repente el cuerpo se empezó a mover; no estaba muerto, sólo estaba dormido. ¿QUÉ? De repente el hombre que andaba “moribundo” en el río agarró la onda y le pidió a las personas que lo estaban grabando que mejor lo ayudaran. La neta tiene toda la razón. Chequen el video de este loco suceso:

Después supimos que el hombre que resucitó no se llamaba Jesús, jiar jiar, sino Jonathan Antonio Romero, quien dijo que se había tomado un cartón de chelas y se quedó dormido en la orilla del río, pero nunca supo como demonios llegó hasta ahí; no pues, así cómo. Fue hasta que escuchó a las personas que lo estaban grabando que se despertó y “volvió a la vida” el buen Jonathan.

Así que ya lo saben, la próxima vez que se pongan hasta las manitas y agarren la fiesta dura, no se les olvide llevarse un buen salvavidas o unos flotadores. Nada más por si las dudas, por si todo se sale de control y en tu borrachera se te antoja darte un chapuzón.