Un hombre se metió a un restaurante cerrado por el coronavirus y consumió con libertad por cuatro días

En esta pandemia hemos sido testigos de historias donde los protagonistas muestran su perseverancia y sus ganas por salir adelante con sus propios recursos. Sin embargo, también ha salido por ahí uno que otro aprovechado. En Estados Unidos, un hombre fue detenido luego de que se metió a un restaurante cerrado por el coronavirus y se atendió de lo lindo durante cuatro días.

Sucedió en la localidad de New Haven, Connecticut. Transcurría un martes como cualquier otro, cuando el gerente del susodicho restaurante realizó una revisión rutinaria en el negocio, el cual permanece cerrado por culpa del pin#%e coronavirus. Pero ese día el gerente se encontró con algo más que comida y mesas, pues descubrió que un sujeto dormía plácidamente al interior del establecimiento.

El gerente llamó de inmediato a la policía, pero cuando los oficiales hicieron su arribo al lugar, el hombre despertó y salió huyendo de la escena. Por fortuna, y como suele ocurrir de forma habitual en ese país, los policías dieron alcance al bandido y procedieron a arrestarlo. El sujeto fue identificado como Louis Angel Ortiz, de 42 años.

Un hombre se metió a un restaurante cerrado por el coronavirus y consumió con libertad por cuatro días

Foto: New Haven Police Department (Facebook)

Luego de descubrir al invasor, el encargado del restaurante y la policía procedieron a revisar los insumos del negocio. Y de acuerdo con el New Haven Police Deparment, el hombre extrajo al menos 70 botellas de alcohol y el valor total de su consumo durante los cuatro días asciende a varios miles de dólares. De hecho, al momento de ser encontrado al interior del restaurante, se encontraba en posesión de una botella de ron.

La policía revisó las cámaras del lugar y se encontró con que el tipo ingresó al restaurante el sábado pasado, luego de romper una ventana. En los cuatro días siguientes comió, sacó las varias botellas faltantes y bebió sin parar. Tiene varios cargos en su contra ante el mencionado departamento de policía por estos hechos.