Ha pasado una semana desde el sismo de 7.1 grados que sacudió México. Este desastre no solo dejó escombros y muertes a su paso, sino también una hermandad y unión que nunca antes se había visto. Así es como llega el caso de Eduardo Zárate Vargas, un hombre en silla de ruedas que ha demostrado un nivel único de solidaridad y amor por su país, que con una foto se ha convertido en un héroe, en un ejemplo a seguir.

En los últimos días, comenzó a circular una imagen en la que aparece el Edy -como le dicen su familia y amigos de cariño- usando un cubrebocas y cargando un costal en su espalda (que le da un efecto de capa) mientras ayuda a remover escombros  de uno de los derrumbes de la Ciudad de México.

 

Según informa Excélsior, Edy se encontraba en Zinapécuaro, Michoacán, cuando se enteró que su amigo Fernando se encontraba atrapado entre las ruinas de una construcción en la colonia Del Valle. Dispuesto a ayudar, Eduardo organizó una colecta de víveres junto con sus amigos y después viajó a la CDMX para ayudar a encontrar a Fernando.

 

Posteriormente Ed se enlistó como voluntario con los miembros de Protección Civil y trabajó durante todo un día apoyando en las labores de rescate. Fue precisamente en este lapso cuando la fotografía fue tomada, y desde entonces comenzó a circular en redes sociales como un ejemplo a seguir, pero sobre todo, como un acto de heroísmo. 

 

Tras largas horas de trabajo, Eduardo se dispuso a descansar y, tiempo más tarde, se reincorporó para seguir ayudando. Esto le tuvo como recompensa el encontrar a su amigo Fernando con vida. 

“Veo una juventud que impone, que está rompiendo paradigmas […] somos una nueva generación, somos el presente del país y estamos trabajando todos en equipo para lograr la reconstrucción del país”, dijo en entrevista con Excélsior. 

La actitud de Eduardo, ha logrado impactar a todos los mexicanos. Ha servido de ejemplo y ha mostrado que no hay impedimento alguno, solo voluntad para ayudar.