Y en la nota idiota del día: Irá a juicio por enviar un chocolate en forma de pene a la policía

Recibir un regalo casi nunca es una mala noticia, es decir, el hecho de que alguien se tome el tiempo de comprar algo pensando en ti es una manera de sentirte único y especial. Peeeero (porque siempre hay uno), eso tampoco quiere decir que todos los regalos son buenos, porque la neta hay unos que nomás’ queda aceptarlos con una sonrisa fingida o un “no te hubieras molestado”.

Sin embargo, ¿te imaginas terminar en la cárcel por mandar un regalo?, pues justo eso le ocurrió a un hombre de Texas que acaba de salir de prisión, luego de seis meses y una multota, por haber obsequiado una barra de chocolate. ¿El problema?, que ésta tenía la forma de un pene y que fue enviada a un elemento de seguridad del estado, quien acusó a este sujeto de hostigamiento.

Un portal de noticias local dio a conocer que el hecho sucedió a finales del 2018 en la ciudad de Waco, en Texas. Un hombre llamado Thomas Roy Gourneau, de 43 años de edad, envió de manera anónima una barra de chocolate en forma de pene a un empleado de la Oficina del Sheriff del condado de McLennan, algo que no le cayó en gracias al destinatario.

chocolate-pene

Foto: Especial

Luego de iniciar una investigación, las autoridades determinaron que el autor del obsequio había sido Gourneau, a quien se le impuso una pena de cárcel de seis meses y una multa de dos mil dólares (poco más de 38 mil pesos) por el delito de acoso. Eso sin mencionar que se llevará el caso a la corte para ver si se puede proceder de otra manera más severa.

Quizá muchos pensarán que quizá esta clase de broma está recibiendo un castigo muy severo, sin embargo, el contexto es diferente. Gourneau ha acosado en varias ocasiones a esta persona por haber salido con su exesposa, una situación que lo ha orillado a mandar desde correos electrónicos hasta regalos de este tipo. ¡Ni en Chernóbil se ve esa toxicidad!

Aún con eso, Cody Cleveland, el abogado de Thomas Roy Gourneau, asegura que las autoridades están siendo muy severos con el caso, y que esto es sólo es porque el hombre afectado trabaja para la justicia, razón por lo cual las autoridades hasta movieron cielo, mar y tierra para saber quién fue la persona que mandó el chocolate.

Me pregunto si si yo o alguien que no esté involucrado en la aplicación de la ley hubiera llamado al 911 y dijera que teníamos que investigar un asunto y les dijera que había recibido una barra de chocolate en forma de pene, cuánto tiempo estaría sentado antes de que llegaran a mi oficina o mi casa para investigar ese crimen. 

Sean peras o manzanas, las autoridades de Texas mencionaron que el caso se tratará como uno normal y que se le impondrá la sanción que corresponda al delito, esto mientras el abogado defensor buscará que sólo se le apliquen cargos por enviar una barra de chocolate como regalo.

Eso sí, si algo que nos queda claro es que eso de mandar cosas en forma de penes (incluso si son dibujos como los que hacías en la secundaria) nomás hay que dejarlo para nuestros amigos más cercanos. Claro, a menos de que quieras terminar en prisión.