Regocíjense fanáticos de Los Simpsons que el día de hoy celebramos el cumpleaños de Homero Jay Simpson.

homero

Así es, como nos lo demostró con su licencia de conducir, el 12 de mayo es el día en el que él cumple años y no solo eso, ya que hoy el padre más querido de la televisión, cumple 60 años.

Captura de pantalla 2016-05-12 a la(s) 17.05.36

Oh sí, a pesar de que el programa tan solo tiene 25 años, en la ficción el buen Homero ya esta a pocos pasos de convertirse en un ciudadano de la tercera edad, lo cual es sorprendente si tomamos en cuenta su estilo de vida.

Así que nos pusimos a pensar ¿y de qué manera podríamos celebrarlo? Pues simple, con sus mejores frases… o al menos las que nosotros consideramos así:

– Una mujer es como una cerveza, huelen bien, se ven bien, y puedes matar a tu madre por conseguir una y no puedes tomar solo una. Quiero beber a otra mujer.

– A lo hecho pecho.

– No no no no… Molto benne, Ma que buona Donna!

– El matrimonio es como un ataúd y cada hijo es otro clavo…

– Quiero compartir algo contigo. Las tres pequeñas frases que te ayudarán en la vida: Número 1, cúbreme. Número 2. ¡Oh, buena idea jefe! y número 3. Así era cuando llegué.

– ¡Operadora! ¡Deme el número para el 911!

homero 3

– ¡Tararara hey! ¡Tararara! ¡Tararara hey!

– Se que oyes mis pensamientos muchacho… namnamnamnamnam.

– ¡Me quiero volver chango!

– ¡Matanga!

– Anda la osa.

– El matrimonio es igual que una naranja. Primero esta la piel y luego esta la dulce, dulce pulpa.

– A la grande le puse Cuca.

– Cama arriba, cama abajo.

– Hola Marge, necesitaba un buen lema. Estaba pensando en algo como, sin televisión y sin cerveza puedo perder algo pero no se que…

homero7

– Como dice la Biblia, no mortificarás a tu esposo en su… actividad.

– La película de Barney tiene emoción, pero la bola en la ingle es la bola en la ingle.

– Sigue jugando a la guerra hijo, sin la presencia de un hombre en la casa puedes volverte afeminado en tan solo un segundo. Hay esta grasa no se quita.

– Hmmm, sacrilegioso

– Atóomico, se dice atóomico.

– Marge, creo que odio a Michael Jackson… no, no, la verdad es que canta bien y es noble.

– Oh dios mío, ese hombre es mi doble exacto… ese perro tiene la cola peluda.

cosme fulanito

– Voy por la escopeta. Bart no quiero asustarte pero tal vez él coco, él coco esta en la casa.

– Oh Marge mi fiel esposa y Lisa mi pequeña princesa, y como olvidarme del niño rata.

– No sabes cómo es eso Marge, yo soy el que va todos los días allá a romperse el alma y no estoy fuera de lugar, tú estas fuera de lugar, todo el maldito sistema está fuera de lugar, ¿quieres la verdad?, ¿quieres la verdad? Tu no puedas manejar la verdad, porque cuando se levanta la mano para tocar la cara de lo que fue tu amigo y es un montón de basura, uno, no sabe qué hacer. Olvídalo Marge, ¡¡¡esto es el barrio chino!!!

– Que feo canta, que no hay Dragon Ball Z.

– ¡Babosos! Es marea baja.

– Marge no voy a mentirte…

– Jajajaja tontos, sigo vivo.

– Y si era tan listo ¿por qué se murió?

– Ahora todo se puede demostrar con estadísticas, 40% de la gente lo sabe.

– ¡Estúpido y sensual Flanders!

homero4

– Jajajajajajajaja… pero que idiota… jajajajajajaj… se le cayeron sus notas.

– Disculpe profesor cerebrón, yo llevo 10 años trabajando en una planta nuclear y yo creo que sé cómo funciona un acelerador de protones.

– La suma de las raíces cuadradas de dos lados de un triángulo isósceles es igual a la raíz cuadrada del lado restante.

– Yuju, ya soy universitario. ya no necesito el diploma de la escuela secundaria. Soy intelectual, muy inteligente. Soy intelectual, muy inteligente, hay que bonito soy.

– Usted es una mujer muy guapota ¿sabe? Si yo no estuviera casado saldría con usted ¡así!

– La puerca esta en la pocilga.

– Dame las drogas Lisa.

– Momentito no cuelguen. Alo, hable más fuerte que tengo una toalla.

– Momento, la maestra de Bart se apellida Crabaple, yo le decía Clavados, ¿por qué nadie me lo dijo? Hay debo haber parecido un idiota.

– Y usted recuerda a mateo… 21:17.

– Oh Bartolomeo, como San Agustín de Hipona después de ser convertido por Ambrosio de Milan.

– Oh gloria de las glorias, oh divino testamento de la eterna majestad de la creación de dios ¡Me lleva la cachetada!

homero6

– Vi una película de un autobús que tenía que recorrer la ciudad a más de 80 kilómetros por hora y si bajaba la velocidad estallaba, creo que se llamaba El Autobús que Tenía que ir Rápido.

– Matar a la dama rica.

– Se acabó, voy a salir de esta ciudad vivo aunque me muera.

– Y para que salir si vamos a volver de todos modos.

– Ahora si va a ser sorpresa lo de la plancha.

– No soy un hombre de plegarias, pero si estas en el cielo, ¡Ayúdame Superman!

– ¡Voy a morir! Jesus, Allah, Buda, los amo a todos.

– Niños, les voy a contar de otro hombre malo. Tenía el cabello largo e ideas extrañas, y no sabía porqué la gente decía que era extraño. Ese hombre se llamaba ah… se me olvido, pero el caso es que… se me olvido también. Marge tú sabes a quien me refiero, el que tenía un auto azul.

homero8

– Trabajo mucho y quiero a mis hijos, ¿por qué voy a pasar la mitad del domingo oyendo que me voy a ir al infierno?

– ¿Cómo estuvo tu junta muchacho? Te enseñaron a cantarle a los arbolitos y a construir muebles inútiles con troncos de madera ¿eh?… hay, maldita justicia poética.

– No vayas a decir que es un bar ¿Pero qué más abre a esa hora? Es una tienda de pornografía, estaba comprando pornografía. Jejejeje, que buenas ideas tengo.

– Niños, hicieron su esfuerzo y fracasaron miserablemente, la lección es, nunca se esfuercen.

– Tengo esposa e hijos, cómanselos a ellos.

– ¡Muere canalla! Papá, mataste al zombi de Flander… ¿Ah, era un zombi?

homero5

– Trabajo muy duro, como un esclavo y de… hay ya se me olvido todo, bueno páguenme dinero.

– ¡Jamás! Jamás Marge, yo no puedo vivir una vida vacía como tú lo quiero todo, las perturbadoras altas, las terribles bajas, la gris mediocridad. Claro, puedo ofender a algunos retocados con mi arrogante paso y mi olor a almizcle. Jamás seré el borreguito de los llamados ciudadanos modelo, que enrollan su lengua y deliberan sobre que deben hacer, con eso Homero Simpson.