Investigadores captaron sonidos de antiguas estrellas en la Vía Láctea

Nunca está de más saber qué es lo que ocurre más allá de lo que podemos ver con nuestros ojos, y con eso, nos referimos a todos los misterios que guarda el espacio exterior. Por eso es que queremos compartir con ustedes el último descubrimiento que hicieron unos investigadores en la Vía Láctea.

Un equipo de astrofísicos de la Universidad británica de Birmingham, detectó oscilaciones acústicas resonantes en M4, uno de los más antiguos cúmulos de estrellas conocidos en la Vía Láctea. Este tiene una antigüedad calculada de 13 mil millones de años.

Toda esta investigación fue posible gracias a los datos recabados en la misión Kepler K2 de la NASA, la cual inició en 2014 y permitió el estudio de las oscilaciones resonantes de las estrellas, en el cual se usó la Astrosismología. Esta técnica estudia las oscilaciones periódicas de las superficies de las estrellas, que prácticamente son objetos fluidos, los cuales vibran con ciertos periodos naturales.

Algo que deben saber, es que estas oscilaciones crean “pulsos de luminosidad”, que son cambios diminutos causados por el sonido atrapado dentro de las estrellas. Se podría decir que es “música estelar” y gracias a esta es como se puede determinar la masa y hasta la edad de una estrella.

via-lactea-2

Este estudio no sólo ha servido para escuchar la voz de las estrellas, porque de hecho, ahora que se ha probado la efectividad de la astrosismología, se podrá incursionar en la historia más reciente de la galaxia.

“Al igual que los arqueólogos pueden revelar el pasado excavado en la tierra, nosotros podemos usar el sonido del interior de las estrellas para realizar arqueología galáctica”-, indicó el profesor Bill Chaplin, después de realizar el estudio.

Por otro lado, en un comunicado emitido por la directora de este estudio, Andrea Miglio de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Birmingham, señaló que todo el equipo estaba súper entusiasmado por haber “sido capaces de escuchar algunas de las reliquias estelares de
un universo más joven”.

“Estos son realmente fósiles vivientes que datan de la época en que se formó nuestra galaxia y esperamos ahora poder revelar los secretos de cómo las galaxias en espiral, como la nuestra, se formaron y evolucionaron”– agregó Miglio.

Sería increíble poder saber qué tan vieja es nuestra galaxia y varios de los cambios que esta ha sufrido a lo largo del tiempo. Esperemos que podamos saber más de este estudio en el futuro.

via-lactea-3Vía sinembargo