El movimiento antivacunas en Estados Unidos está tomando cada vez más fuerza y ello ha provocado un incremento en los casos de sarampión. Hace unas semanas se informó sobre las búsquedas que menores de edad estaban realizando en internet sobre cómo poder vacunarse ellos mismos, ahora se sabe de un caso real sobre un joven que cumplió 18 años, su mayoría de edad y decidió ponerse las vacunas que sus padres no habían querido ponerle.

Aunque las vacunas han logrado erradicar peligrosas enfermedades que en su momento fueron mortales, desde hace años surgió un movimiento conformado por escépticos que pregonan posibles efectos secundarios no comprobados por la ciencia. Apegados a estas creencias se encuentran los padres de Ethan Lindenberger, quienes se negaron a vacunar a su hijo.

Fuck the Police: Un joven mandó ALV a sus padres antivacunas y se vacunó al cumplir 18 años

Vía BBC

Ethan no recibió vacunas contra el sarampión, rubéola, varicela, entre otras más. Por esa razón, al alcanzar su mayoría de edad decidió rebelarse contra sus padres y ponerse aquellas inyecciones que no recibió durante niño.

“Me puse todas las inyecciones que mi madre no me dejó ponerme a lo largo de mi vida. Mis padres creen que las vacunas son alguna clase de maquinación del Gobierno. Es algo realmente estúpido y he tenido más de una discusión sobre el tema con ellos. Pero, debido a sus creencias, nunca he sido vacunado ni nada, solo Dios sabe cómo es que sigo con vida”, comentó Ethan en Reddit, según informa BBC. 

De acuerdo al joven, la razón que lo motivó a vacunarse fue la situación alarmante del aumento de los casos de sarampión (se registraron poco más de 50 casos en el Condado de Clark).

Fuck the Police: Un joven mandó ALV a sus padres antivacunas y se vacunó al cumplir 18 años

Shutterstock

“Ahora, estoy apunto de terminar el instituto y tengo coche y gano mi dinero. Asumo que podría obtenerlas por mi cuenta, pero nunca he conversado sobre este tema con alguien. Tengo miedo de que vaya a algún sitio y me cobren más de la cuenta. Cualquier consejo sería genial. […]Cuando comencé a investigar sobre el tema, cada vez era más que evidente que había pruebas contundentes a favor de las vacunas, a diferencia de lo que ella creía”, escribió Ethan.