Y en otro episodio de Mundo Enfermo y Triste…. Juanita Gómez, una mujer de 49 años fue detenida por haber matado a su propia hija. De acuerdo con las autoridades de Oklahoma, estado donde fue detenida, Juanita mató a su hija, Geneva Gómez, de 33 años, enterrándole un crucifijo en la garganta.

Juanita Gómez mató a su hija con un crucifijo porque pensó que estaba poseída

El crimen que bien podría ser parte de cualquier película Gore se registró el pasado 27 de agosto. El ex novio de Génova, Francisco Merlos, fue quien encontró su cuerpo cuando fue a visitarla a su casa, según el testigo, el cuerpo de su novia estaba en el piso en forma de cruz y con el crucifijo aún en la garganta.

Francisco Merlos avisó alarmado a la policía sobre lo que acababa de ver. De acuerdo con los informes policiacos, Juanita confesó su crimen y aceptó haber golpeado a su hija y haberle enterrado la cruz del medallón que llevaba Génova en el cuello. Según Juanita, su hija traía al chamuco adentro y en su desesperado intento por librarla del mal se le pasó la mano.

el-exorcista

Después de aceptar su crimen, Juanita sigue detenida y por supuesto que no tiene derecho a fianza.