No muchas personas pueden presumir que el tiempo no ha hecho estragos con su apariencia física. De hecho, actualmente hay quienes acostumbran realizar todo tipo de procesos en sus cuerpos para no mostrar que ya pegaron el viejazo.

Ese no es el caso de Kate Moss, ya que a sus 43 años, la súper modelo nos demuestra que todavía posee lo necesario para hacer que nuestro corazón se pare por un instante. ¿Cómo lo hizo? Mediante una magnificente sesión al desnudo para W Magazine.

¿Quieren ver la fotito? Muy bien, se la mostraremos. Pero primero asegúrense de que no hay nadie que los pueda cachar con las manos en la masa y termine diciendo que andan de morbosones.

El desnudo de Kate Moss

“Me gusta complacer a la persona detrás de la cámara. Soy alguien que trabaja duro. Y me gusta el proceso de crear una imagen”, dijo la modelo en un artículo para la revista.

No muchas personas llegan a su cuarta década de vida y pueden lucir una figura como al de esta señorita, que orgullosamente posa y nos muestra lo que significa cuando alguien ama su trabajo. Ojalá la belleza y encanto de Kate nos duren muchísimo tiempo más.