La estatura del mexicano promedio oscila entre 1.69 y 1.70, aproximadamente. Para las mujeres, el escenario tampoco es muy alentador con poco más de 1.55 registrado de altura promedio. Sin embargo, no somos los más bajitos del mundo a diferencia de Guatemala y algunos países de Asia donde, tal cual, el tamaño sí importa…

Ser alto, en la mayor parte del mundo, tiene un significado que se relaciona con la clase económica, el estatus social, la ascendencia y, por si fuera poco, con tu estado de salud, pues se ha comprobado que ser alto reduce las probabilidades de distintas enfermedades relacionadas con el corazón, por mencionar las más importantes. Y aunque también tiene sus desventajas, ser alto parece ser sinónimo de éxito.

Esta podría ser la razón por la cual la vaca más alta y grande del mundo, ha causado tanta sensación en redes sociales y los medios. Knickers es una vaca australiana de siete años que mide 1.94 metros y pesa mil 400 kilogramos. Técnicamente, no es un vaca, sino un cabestro (buey), pero su pinta de blanco y negro y el hecho de que la mayoría de las personas asocian de forma inmediata las manchas irregular en estos tonos a las vacas, la ha convertido en un fenómeno viral y fascinante.

Sin embargo, no es la “vaca” más grande del mundo. El récord del bóvido más grande del mundo, se lo lleva Bellino, un cabestro italiano que mide 2.02 metros. Lo que sí, es que Knickers sin duda es el bóvido más grande de Australia. Por supuesto, su tamaño en comparación con los demás animales, como se puede ver en las imágenes y videos, es impresionante, y esto ha sido razón suficiente para que el internet reaccionara.

En entrevista con The Guardian, Geoff Pearson, dueño de Knickers, dice que no ha dejado de recibir llamadas de todo el mundo preguntado por la “vaca gigante” pero, ¿por qué? De acuerdo con el mismo Pearson, se trata de “un tema distinto”, algo que “no sucede todos los días, no encuentras un cabestro de este tamaño en una producción normal. Además, a la gente le encantan las historias de animales”.

Entre las preguntas que han surgido en internet sobre el tamaño de Knickers, las que más destacan es el hecho de si el animal fue sometido a un “tratamiento” hormonal, algo común en las granjas y mataderos para que los animales crezcan de forma inmediata y produzcan más carne o leche, las famosas hormonas de crecimiento. Pero no, de acuerdo con Pearson, Knickers simplemente creció: “Ni nosotros lo sabemos. Sólo es algo muy extraño” y que al mismo tiempo permitieron los ganaderos, pues normalmente un cabestro se vende a los dos o tres años para comer…

Así que probablemente, si permitimos que otra “vaca” llegue a los seis o siete años, pueda tomar este enorme tamaño, pero no lo sabemos. “Hay otros animales que podrían crecer a este tamaño pero no les dan la oportunidad”.