Dos estudiantes menores de edad terminaron intoxicados por jugarle al v… e ingerir una bebida a base de jarabe para la tos, conocida también como “Purple Drank” o la famosísima “Llamarada Moe”.

Todo fanático de Los Simpsons escuchó alguna vez de “La Llamarada Moe” (o “Llamarada Homero”, si el cantinero no se hubiera robado el crédito), esa bebida cuyo ingrediente secreto y muy importante era el jarabe para la tos y un poco de fuego, lo que proveía al tónico de los estupefacientes adecuados para animar a cualquiera.

Aquel capítulo (episodio 10, temporada 3), hacía referencia a la historia de otra bebida que, en la vida real, todos conocemos bien y es mundialmente popular: la Coca-Cola. Si bien es preciso decir que ahora el refresco ya no hace uso de jarabe, pero así nació, existen personas como este par de niños que creyeron buena idea armarse su propia bebida, pero terminaron intoxicados.

De acuerdo a El Heraldo Chihuahua, dos menos de 13 años de la Secundaria 42, ubicada en la colonia Las Granjas, tuvieron que ser internados de emergencia en un clínica del IMSS luego de intoxicarse con una droga conocida como “Purple Drank”, o sea, jarabe para la tos.

Según reporta el medio de comunicación, el consumo de jarabe para la tos se ha incrementado en las escuelas del estado, sin embargo, hasta el momento todavía no es posible determinar una cifra oficial debido a que es complicado saber quiénes lo consumen. En el caso de los menores de la Secundaria 42, El Heraldo informa que las autoridades educativas se han negado a dar más detalles sobre lo sucedido. 

Lo que sí se sabe es que al plantel llegaron policías y una ambulancia para atender a los menores, esto luego de que los maestros se percataron que uno de ellos estaba adormecido y no reaccionaba a los llamados de atención. 

Pero, ¿qué es Purple Drank (Llamarada Moe) y por qué los puso así de mal?

La receta es muy simple e incluye jarabe para la tos, refresco y dulces. Este conjunto viene con dos ingredientes extras, llamados codeína y prometazina, los cuales provocan adicción y efectos alucinógenos. Por increíble que parezca, es una bebida bastante común entre artistas, si no, chéquense en este enlace el collar dedicado al Purple Drank que creó Snoop Dogg.

Algunos de los efectos que produce consumir esta bebida son somnolencia, falta de concentración, estreñimiento, náuseas y vómitos; pero de ser mezclada con alcohol las consecuencias podrían ser letales. 

Tal vez sea mejor dejar todo en las manos de los expertos de Spriengfield y no intentar crear nuestra propia “Llamarada Moe”.