Y una tarde vas caminando por las calles de alguna ciudad europea y te topas con una mujer muy atractiva, pero que se encuentra tan borracha que no sabe ni dónde se encuentra. ¿Qué harías?

Muchos podrían decir que la ayudarían a tomar un taxi de regreso a su casa, o a llamar a uno de sus amigos o familiares para que fueran por ella. Sin embargo, en la práctica ocurre todo lo contrario, al menos así lo demostró un experimento social realizado en Madrid donde una chica guapa simula estar muy tomada en una calle centrica de la ciudad.

Al verla, distintos hombres se le acercan y al comprobar lo vulnerable de su estado intentan sacar provecho de la situación, incluso uno de ellos intenta besarla.

Este video fue realizado por la organización

Neurosalus para mostrar los riesgos que corre en las calles una mujer en estado de ebriedad. Estos fueron los tristes resultados…

Chale, para perder la fe en la humanidad 🙁 ¿ustedes qué hubieran hecho?

*** Vía Tiempo de Honduras