A pesar del glamour y las elegantes pasarelas, el mundo de la moda cada vez que puede, nos trae un nuevo escándalo. Y no por cosas como conspiraciones o crímenes espectaculares, sino más bien por sus nocivas nociones de la belleza.

Desde hace décadas, miles de organizaciones han denunciado las barbáricas prácticas que se llevan a cabo tras bambalinas para crear a las “modelos perfectas”. Se han contado múltiples historias de horror sobre lo que estas mujeres deben hacer para mantenerse en la línea que algunas de las marcas piden para trabajar con ellas. Una de sus últimas víctimas fue la modelo danesa, Ulrikke Hoyer, de 20 años:

Tuesday morning throwback #icantfindthisscarfffffff#gone#tuesday#mirning#work#tb#astalavista

Una publicación compartida de Ulrikke Hoyer (@ulrikkehoyer) el

Como podemos ver, la Srta. Hoyer cumple con todos los cánones para desfilar por cualquier pasarela. Sin embargo, la modelo de 20 años fue despedida un día antes de un evento de Louis Vuitton en Tokio, Japón, porque según ellos, ¿está gorda?…, ¿pero qué demonios se fumaron?

I just returned from Tokyo/Japan, where Louis Vuitton held a beautiful cruise show in Kyoto, I just never made it to Kyoto cause I was canceled for the show due to being ‘too big’. (I’m a size 34-36) Ashley Brokaw’s caster Alexia had said that there had been some problems during the fitting. According to her I had “a very bloated stomach”, “bloated face”, and urged me to starve myself with this statement “Ulrikke needs to drink only water for the next 24 hours”. I was shocked when I heard it. I woke up at 2am and was extremely hungry. The breakfast started at 6:30am – I had the absolute minimum. I was afraid to meet Alexia so my luck she didn’t arrive until 8am, when my plate was taken off the table. She said good morning to me and the other girls and looked at me, then down on my non-existent plate and up at me again. She was checking if I had been eating food. At 7pm my mother agent from Denmark called my to tell the sad news that Louis Vuitton had chosen to cancel me from the show without the refitting and that I was going to be sent back home. Not only did I have a belly, my face was puffy now also my back was a problem. I am glad I’m 20 years old with an elite sports background and not a 15 year old girl, who are new to this and unsure about herself, because I have no doubt that I would then have ended up very sick and scarred long into my adult life. TO READ THE FULL STORY CLICK IN MY BIO!!!!!!! #LVCruise2018 #mistreatmentofmodels #AshleyBrokaw #thefutureisfemale #sowhyeatingdisorders #youknowitstrue #shareifyoucare #jamespscully

Una publicación compartida de Ulrikke Hoyer (@ulrikkehoyer) el

Acabo de regresar de Tokio, Japón, donde Louis Vuitton presentará una pasarela en Kioto, sólo que nunca llegue a Kioto porque fue despedida del show por ser “muy grande (soy talla 34-36). La encargada del casting de Ashley Brokaw, Alexia, dijo que había tenido problemas durante la prueba de vestuario. Según ella tenía ‘un estómago hinchado’ y la ‘cara hinchada’, presionándome a matarme de hambre con la siguiente declaración: ‘Ulrikke necesita tomar solamente agua por las siguientes 24 horas’.

El asunto no terminó sino hasta el día siguiente cuando, de buenas a primeras, llamaron a su agente para decir que cancelaban su participación en la pasarela. Obviamente, esto ha causado una ola de comentarios negativos a la famosa marca de moda, ya que de por sí, las prácticas para mantener a las modelos dentro de sus rangos de pesos han sido materia de múltiples discusiones desde hace décadas.