Una de las características más hermosas que tienen los perritos –entre todas las que poseen– es la de ser muy juguetones, una cosa que si bien a veces nos puede sacar canas verdes (como el ver la mitad de tus zapatos con marcas de dientes o agujeros provocados por estos suaves amigos), hay otras en las que simplemente no podemos evitar morir de risa y amarlos más de lo que ya lo hacemos.

En esa segunda lista sin duda entra Luna, una perrita de 11 meses que vive en Brasil con su dueña Anna Carolina Lima, una joven de 28 años que estudia pedagogía, y que se hizo viral porque en un viaje a la casa de los padres de Anna se robó la dentadura de la abuela, con lo cual lograron hacerle unas fotos tan graciosas que por supuesto se hicieron virales en internet.

De acuerdo al portal Globo.com, Anna viajó con la hermosa Luna a la casa de su madre, ubicada en el estado brasileño de Minas Gerais. Días después de que llegaran y de forma misteriosa, la dentadura postiza de la abuela de la chica desapareció luego de que la señora se acostara a dormir una siesta. Si bien nadie sabía con certeza qué había ocurrido, todos tenían una sospechosa de cuatro patas en mente.

Foto: Especial

En el momento en el que ocurrió la desaparición de la dentadura, Anna no se encontraba en casa de sus padres. Sin embargo, cuando regresó y le contaron lo que había ocurrido, supo que sólo había una posible responsable: “Conociendo a Luna, estaba segura de que la había agarrado”, dijo al diario. “La llamé y ella vino con la cara más limpia del mundo como si nada hubiera pasado, sacudiendo su cola, saltando y jugando como siempre lo hace. Registré la casa y nada. Pero sabía que era sólo cuestión de tiempo”, agregó la joven.

Un rato después, Anna encontró a la ladrona peluda con el “cuerpo del delito”: “Cuando llegué a la habitación de mi madre, encontré a Luna sentada en el sillón con su dentadura postiza en la boca, mordiéndola. ¡Y no me la quería devolver! A un gran costo, la distraje y la recogí”, mencionó la joven, quien no desaprovechó la oportunidad de retratar a la perrita con los dientes postizos de su abuela. 

Foto: Especial

Anna declaró que las fotos de Luna se hicieron virales porque fueron compartidas en un grupo de Facebook que se dedica a postear fotos graciosas de animales para alegrarle el día a la gente que navega por internet, y sin duda las de la perrita fueron un gran éxito para lograr ese cometido.

A pesar de todo, la familia de la joven también se tomó con humor el robo de esta suave amiga de cuatro patas, a quien seguramente tendrán que esconderle la dentadura de la abuela cada que vaya de visita a casa de los papás de Anna. ¡Si ya saben cómo es pa’ qué la invitan! 

Foto: Especial