Ya llegó la Semana Santa y con ella, unos pocos pero muy merecidos días de descanso. Si estás preocupado porque no pudiste salir en estas vacaciones, no te preocupes, pues además de que existen estos planes de emergencia, también puedes ocupar ese tiempo para apreciar las pequeñas pero espectaculares cosas que la vida nos da, como la llamada Luna Rosa, la cual no te puedes perder por nada del mundo este viernes 19 de abril.

Si no sabes en qué consiste este fenómeno, no te preocupes, acá te contamos todo lo que debes saber sobre él. Primero que nada (y antes de que te emociones) debemos aclararte que la Luna Rosa o Pink Moon no es un evento en el que el famoso satélite natural se torne ese color. En realidad, se trata de la primera Luna llena después del equinoccio de primavera -que en el hemisferio norte sucede entre el 20 y el 21 de marzo- y que alcanzará su punto máximo el viernes 19 de abril a las 6:12 de la tarde, pero que se podrá ver desde la noche de hoy.

Luna Rosa es el nombre que los nativos americanos de Estados Unidos y Canadá le daban a la cuarta luna llena del año. De acuerdo con información del Almanaque Old Farmer’s, el satélite natural recibe ese nombre porque anuncia la aparición del “musgo color rosa” o el phlox de tierra silvestre, una de las flores de principios de primavera que es de dicho color. La misma fuente también menciona que a este fenómeno se le conoce como “Brotación de la Luna de la Hierba”, la “Luna de los huevos” (porque Pascua) y la “Luna de los peces”.

Ahora bien, a comparación de otros fenómenos como la Superluna de Sangre que pudimos disfrutar a principios de este año, la Luna Rosa es un fenómeno que se puede ver cada año, eso si el cielo está despejado y si se cuenta con una buena vista. Cabe destacar que la luna llena de abril se verá especialmente grande, casi del mismo tamaño que una Superluna, esto gracias a una “ilusión lunar” que la hace ver más grande comparada con los edificios, y que su tonalidad será naranja o roja, según las condiciones del clima.