Foto: Captura de Facebook

“Hay que aligerar el ánimo”: Maestra ‘se echa uno’ en clase virtual y así reaccionaron sus alumnos

La maestra Emma Ginder buscó la manera de bromear con sus estudiantes y lo hizo con un sonido bastante peculiar que hizo reír a todos.

Han pasado varios meses desde que tanto alumnos como profesores debieron recurrir a las clases virtuales para continuar con sus actividades académicas. Desde luego, la adaptación a esta modalidad no ha sido sencilla para nadie y los más pequeños también han resentido en su ánimo el proceso de acostumbrarse. Sin embargo, una maestra en Kansas se las ideó para sacarle una risa a sus muchachos.

Pues resulta que, en plena videollamada con sus alumnos, la profesora Emma Ginder ‘se echo uno’ (un gas, pues) antes de comenzar la sesión. Y bueno, en realidad ella utilizó un efecto de sonido para amenizar el momento, pero logró su cometido.

Foto: Captura de Facebook

La maestra que se ‘echó uno’

A lo largo de este pandémico año, hemos visto todo tipo de historias entre alumnos y docentes durante clases en línea. Y aunque varias han sido bastante negativas, hay algunas llenas de buena voluntad. Es en esta última parte donde Emma se ganó un lugar.

En una de sus últimas sesiones previo a las vacaciones navideñas, la maestra Ginder decidió bromear un poco con sus alumnos. A través de su cuenta de Facebook, ella mostró cómo lo hizo. Así, bien casual como cualquier otro día, la mujer le pidió a los menores que sacaran uno de sus libros y tras la petición ‘se echó un gas’ (que en realidad era un efecto de sonido).

Foto: Captura de Facebook

También puedes leer: “UNA GRAN RESPONSABILIDAD”: MAESTRO SE DISFRAZA COMO SPIDERMAN PARA DAR SUS CLASES EN LÍNEA

Los alumnos reaccionan

Tal como lo muestra el video en redes, la maestra no pudo contener la risa en el momento y los niños tampoco. “¿Qué fue eso?, “Suena a que fue un grande” dijeron algunos alumnos en medio de las risas. “¿Quién fue?” dijo Emma mientras uno de los pequeños respondió “fuiste tú”.

“Algunos días solo tienes que hacer sonar una bocina durante la clase para aligerar el ánimo. Esto es demasiado bueno para no compartirlo. Me disculpo por tener el sentido del humor de un niño de ocho años, escribió Ginder en su publicación de Facebook.

Top Relacionadas
:)