Muchos quizá cuando eran niños fueron educados de manera rígida, ya saben, con castigos y alguno que otro golpe para que agarran la onda. Con el paso de los años, ese tipo de educación se fue olvidando poco a poco, gracias al cielo. Pero parece que no todos han olvidado que todos esos hábitos “eran útiles”, así como le hizo este maestro, que separó una pelea entre alumnos pues, con unos buenos cinturonazos. ¿Quéee?

Este bello momento muy mexicano ocurrió en una escuela del municipio de Ocosingo, en Chiapas. Aunque desconocemos cuál es el nombre y el nivel de enseñanza, por la pinta se podría decir que sucedió en una secundaria. El video muestra cómo dos chavitos empiezan a hacerse de palabras; no tenemos ni idea de qué se dijeron o por qué comenzó todo, pero seguramente fue algo muy fuerte, como sacarse la lengua o cosas por el estilo… JA.

De la nada y sin que dijeran “agua va”, se trenzaron a golpes mientras todos sus amiguitos se empezaron a reír por el momento. Los dos comenzaron a dar el todo por el todo, sacando los mejores golpes que se ve que aprendieron por ahí viendo artes marciales mixtas o en Fortnite, quien sabe de dónde.

Cuando el pobre niño de azul ya se las estaba viendo negras, porque ya estaba en el piso casi casi pidiendo clemencia, llegó su salvador. El valiente maestro tomó la sabía decisión de intervenir, pero no, no se podía meter así nada más, oh no, entró corriendo con su cinturón, y haciendo un homenaje a la educación que seguramente recibió en su casa hace décadas, usó el poder de los cinturonazos para alivianar a este par.

Aunque fue un momento muy cómico, las benditas redes sociales no se pudieron quedar calladas. Muchos están apoyando el acto del maestro, porque según ellos “así se educaba antes y era una buena manera de poner en forma a las nuevas generaciones; y otros más diciendo que ese tipo de educación es de cavernícolas y deberían ser eliminadas para siempre.

¿Ustedes qué opinan? ¿El maestro actuó bien? ¿Debió hacer algo más? ¿Entrarle también a los trancazos?