Para la mayoría de los mexicanos ya es casi imposible el pensar que un día despertaremos y no nos toparemos con alguna noticia relacionada a la delincuencia que azota al país, la cual, ha ido incrementando considerablemente en los últimos años y que no piensa disminuir en un futuro cercano.

La ola de violencia en la que vivimos nos ha orillado a aprender algunas cosas para “sobrevivir” en caso de que algo pase. Por ejemplo, no traer el celular en los bolsillos traseros del pantalón, tirarse al suelo en caso de una balacera, no caminar de noche y por calles solitarias, no oponerse a entregar las cosas de valor que tengamos cuando ocurra un asalto, viajar con las ventanas del coche cerradas, etc.

Naturalmente en el momento en el que nos ocurre un asalto o robo, no sabemos cómo reaccionar y lo primero que sale a relucir es nuestro instinto de defensa, por lo que intentamos defendernos con cualquier cosa que tengamos a la mano. La prueba más reciente de esto nos la ha dado un mesero mexicano que, sin pensarlo, le pegó a un delincuente que se metió a asaltar a los comensales de un restaurante. ¿Lo más increíble?, que lo hizo con ayuda de un plato.

Foto: Captura de pantalla

Un video que se compartió en redes sociales muestra el momento en el que un sujeto con pistola se mete al restaurante Soto Bistro GDL, en Guadalajara, y se acerca a una pareja de comensales para quitarle sus pertenencias. El mesero, quien se encontraba atendiendo a los señores, intenta frustrar el asalto y lo hace pegándole al ratero con un plato que llevaba en las manos.

Aunque el ladrón se nota molesto y comienza a amenazar al mesero con el arma de fuego, al final lanza unos cuantos disparos y se va corriendo del lugar, todo mientras el valiente mesero intenta ponerse a salvo. Acá va el video en cuestión:

Como pudieron ver, en el clip se muestra la manera en la que el delincuente le apunta al pobre mesero, sin embargo, al no poder con él prefiere darse a la fuga antes de que llegue la policía (queremos pensar que sí llegó). Menos mal que en el lugar no hubo ningún herido.