¿Nunca se han preguntado cómo le pedirían a su pareja que se case con ustedes? Hay maneras muy originales de hacerlo; y otras un tanto horribles, como en lugares públicos. Pero la verdad es que nadie se acerca ni le ganará a Joey Krastel, un meteorólogo que decidió planear una propuesta muuuy original, fuera de lo común, pues decidió que lo mejor era pedirle matrimonio a su pareja a escasos metros de un tornado. ¿Quéee?

Krastel es analista de riesgos y un entusiasta cazador de tormentas que trabaja en la Agencia de Manejo de Emergencias de Maryland en Estados Unidos. Cómo todos, también tiene su corazoncito y es un romántico empedernido. Ya llevaba un buen rato con su novio Chris Scott y decidió que era momento de llevar su relación a otro nivel, dar el gran paso vaya.

Estuvo pensando por algunos meses cuál sería la mejor manera de hacerlo, hasta que de repente se le prendió el foco. ¿Por qué no intentarlo con dos de las cosas que más ama? Chris y los tornados. Aprovechando que los dos se encontraban siguiendo los tornados que han azotado durante los últimos días a Kansas en Estados Unidos, se armó de valor.

Así que con toda la esperanza del mundo, se aventuró a seguir junto a su novio los tornados, con la esperanza de que le dijera que sí. Comenzaron en la localidad de Salina, y hallaron la brutal tormenta en Tipton, en Indiana, donde Joey se dio cuenta que era el mejor momento para pedirle matrimonio a su novio, ya que estaban demasiado cerca del tornado. Esto fue lo único que compartió el buen Joey en su cuenta de Twitter.

Aún cuando estaban un tanto lejos de la tormenta, seguían en extremo peligro. A lo mejor para salir corriendo del lugar lo antes posible, Chris le dijo que síiii quería ser su esposo; la propuesta fue todo un éxito. Joey, pudiste hacerlo en una cena o hasta en Sanborns, pero no, te rifaste como los grandes y estamos seguros que a ninguno de los dos se le olvidará este momento. Les deseamos toda la felicidad del mundo a esta bella pareja.