Mientras todos nos encontramos viendo memes de animalitos en nuestros cálidos hogares, los ciudadanos de Santa Clara, California, están enfrentando una situación desconocida y hasta cierto punto, algo desconcertante.

Durante esta tarde, una enorme ola de espuma invadió las calles, cubriendo así los 300 bloques de Martin Avenue. Todos estaban muy confundidos y asustados por lo que estaba sucediendo, ya que esta extraña sustancia no dejaba de fluir, llegando así hasta el aeropuerto local.

Algunos valientes no se quedaron con los brazos cruzados y salieron a investigar lo que estaba ocurriendo por los alrededores. Uno de ellos fue este ciclista, que terminó sumergido en tan sólo unos segundos después de darse cuenta de que la espuma había alcanzado un metro y medio de profundidad.

“Sí, alguien tenía que hacerlo”, dijo el ciclista Blake Harrington al noticiero KTVU. “Estábamos del otro lado y los oficiales nos dijeron ‘tienen que atravesarlo’. Yo sólo dije; ‘Ok, si no les importa’. Así que decidimos pasar.”

Lo bueno fue que las autoridades se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo y en seguida le hicieron saber a la gente que no se trataba de una sustancia tóxica. De acuerdo con lo que comunicó el Departamento de Bomberos de San Jose en su cuenta de Twitter, la ola de espuma fue causada debido a que se liberó accidentalmente un sistema de supresión de incendios.

Después de que pasó el alboroto, los habitantes de Santa Clara decidieron subirse a un tren diferente al adoptar a esta espuma como su nuevo ídolo.

¿Qué les podemos decir? Sólo el 2016 nos trae noticias locas como esta. Primero Trump se hace presidente y ahora una sustancia espumosa sumerge a una pequeña ciudad; con esto podemos decir que ya estamos preparados para todo.

Tal vez…