La Navidad tiene dos caras. Por una parte están las cosas que más disfrutamos como la cena, los regalos perfectamente bien pensados o hasta el baile, pero del otro lado se encuentran las pasas, los regalos feos y las preguntas incómodas, ¿a quién no le ha pasado? Como sabemos que esto es algo que también te ha ocurrido, decidimos hacer una lista con 10 momentos incómodos que seguro te pasaron en estas fechas. 

1.- Que te den un regalo feo y tengas que fingir que te gustó

A todos nos ha pasado que vamos súper emocionados a la repartición de regalos y mientras ves que todos los demás reciben las cosas que querían, a ti te toca el empaque pequeño y solitario debajo del árbol que tiene… unos tristes calcetines. Lo peor de todo es que la persona que te los obsequió seguro te abrazará y te preguntará “¿te gustaron?” y tu deberás responder con una hipócrita sonrisa “¡Sí, están bien padres!”. Sí, la Navidad a veces puede ser un lugar oscuro, frío y cruel.

¡Ya llovió! 7 Momentos incómodos que seguro pasaste en Navidad

Shutterstock

2.- Cuando preparan algo que no te gusta… pero te lo tienes que comer 

La cena de Navidad es sagrada, es el momento más esperado de la noche porque te aguantaste y no comiste absolutamente nada durante el día para que te cupiera doble ración de todo. Pero, ¿qué pasa cuando el platillo que tanto esperaste probar es arruinado con cosas como pasas? ¡El horror! Si hay algo que ya deberían saber quienes preparan la comida para todos es que las pasas ¡nunca serán un buen ingrediente!

3.- Cuando te dan un regalo de broma y tienes que hacer como que no te ilusionaste

Nunca falta el chistocito (a) que lleva los típicos regalos de broma “nomás pa’ animar la noche” y, de entre todas las personas a las que pudo jugarles una treta, resulta que te eligió a ti. Te ilusiona con un empaque de otro artículo de gran valor… pero resulta que solo hay papel picado dentro con un mensaje que dice “Feliz Navidad”. 

4.- Tener que aguantar a ese familiar que simplemente no te cae bien

Por muy unida que sea tu familia siempre habrá alguien que no te caiga bien, pero Navidad es ese momento donde deberás tragarte tu orgullo, saludar y hasta abrazar a esa persona que no toleras, todo para que tu mamá no te dé un zape por maleducado. 

5.- Cuando tu tío borracho ya anda muy borracho

Si bien es gracioso ver cuando alguien anda pasado de copas y comienza a decir incoherencias, todo se vuelve sumamente incómodo cuando es a ti a quien te toca cuidar al tío borracho que ya le anda hablando mal a todos y lo tienes que llevar hasta su casa o peor, le tienes que prestar tu cama para que duerma en ella. 

6.- O cuando tu tío borracho se agarra a golpes con el otro tío borracho (o con su hijo)

Las peleas en las cenas de Navidad son la cereza del pastel. Solo se necesita que el alcohol haga efecto, una mecha corta y un tema tan crucial en la familia como la herencia del abuelo para que todo se vuelva un caos y los platos terminen volando. Sí, el tipo de cosas que nadie quiere ver.

7.- Que te pregunten por el novio (a) y evidentemente estás más solo que Judas en el Día de la Amistad

Esta debe ser la pregunta más incómoda que alguien puede hacerte en una cena familiar “¿Y el novio (a) mijita (o)?”. Una sola frase que puede arruinarte la noche, hacerte sentir miserable y pensar “¿realmente necesito a mi familia?”, pero descuida, siempre estarán la cena y el alcohol para consolarte.