Y hoy en un caso que parece película de Robert B. Weide… No hay que tener mucho sentido común para saber que cundo alguien comete un delito o contrata a alguien para que lo lleve a cabo, las últimas personas en el mundo que deben saber o enterarse sobre el tema son las autoridades, ya sea un delito chico o sumamente grande.

Sin embargo, parece que no todas las personas entienden las reglas básicas del bajo y oscuro mundo del crimen. O al menos eso no queda claro con el caso de una mujer en España que, haciendo lujo de su gran inteligencia, llamó a la policía para denunciar al asesino a sueldo que había contratado y que la estafó, algo que obviamente provocó que las autoridades fueran y se la llevaran arrestada. ¡Qué bruta, póngale cero!

Pero mejor siéntense porque la historia de esta dama está llena de estafas y traiciones, tanto que hasta parece telenovela de las 6 de la tarde. Ahí les va: resulta que hace unos meses, esta mujer de 52 años que vive en Madrid y su hija de 20, fueron estafadas con 60 mil euros por la pareja de la doñita en cuestión. 

Cierto día, la hija de la mujer le contó la desgracia a su novio, quien aprovechando la oportunidad le dijo a su amada que él trabajaba en el servicio secreto, así que juntos idearon un plan que consistía en localizar al sujeto que las había estafado, matarlo, vender sus órganos y de esa manera recuperar el dinero que les habían robado.

Y como dicen por ahí que “papelito habla”, ambas mujeres y el presunto líder del servicio secreto firmaron un contrato en donde establecieron las condiciones del trato, el cual básicamente establecía la prioridad la búsqueda del señor estafador y que una vez que eso se lograra y se vendieran sus órganos, la mujer estafada recibiría una parte del dinero que se recaudara.

Total que el asesino a sueldo le dijo a la doñita que para poder comenzar a trabajar en esta misión necesitaba un depósito de 7 mil euros, esto para que su equipo pudiera comenzar las investigaciones correspondientes, pagarle a un investigador privado, localizar a los sicarios que harían el trabajo sucio y además, encontrar al hombre en cuestión. Sin embargo, el tiempo pasaba y la señora nomás’ no veía ningún avance.

Entonces la madre y la hija fueron a la estación de policía para denunciar al novio de la joven que las había estafado. Pero al parecer olvidaron el pequeño gran detalle de que contratar asesinos a sueldo es un delito, por lo que ahí mismo fueron detenidas. Posteriormente el novio estafador de la hija también fue arrestado, y se investiga más sobre él ya que probablemente haya estafado a más personas en los últimos años.

Por su parte, la policía de Madrid se dio a la tarea de verificar que el hombre a quien planeaban matar se encontrara en buen estado de salud, pero no se sabe si se investigará al mismo por el supuesto fraude que le hizo a la señora de esta nota. Cabe mencionar que a pesar de todo las tres personas involucradas ya fueron puestas en libertad, y están a la espera de que el juez que lleva el caso los llame a declarar.

Este caso hasta parece de película, ¿a poco no? 😂

Con información de: El País