Tener hijos es una responsabilidad muy grande, más allá de alimentarlos, educarlos y ver que no les falte nada, es importante ponerles atención en todo momento y vigilarlos casi a cada paso que den. Ya sabemos que hay padres que nada más no entienden esto pero esta mujer sí se pasó; porque se distrajo con su celular  ver que su niño estaba a punto de caer, sacó los reflejos que ni siquiera Chuck Norris tiene.

Esta loca historia ocurrió en Cali, Colombia. Resulta que la mujer protagonista se llevó a su hijo pequeño a dar una vuelta a la calle, ya saben, para que se distrajera un rato la criatura. No sabemos qué demonios tenían que hacer ahí pero, una de sus paradas fue en el edificio de una constructora; estando ahí adentro subieron por un elevador tomados de la mano, hasta aquí todo normal.

El momento terrible empieza cuando la mujer se distrae por unos segundos con el celular; a lo mejor le llegó un mensaje por WhatsApp o le mandaron un meme. Quien sabe pero, el chiste es que deja por un instante a su hijo sin supervisión y, al sentirse libre, el niño se echó a correr hacia el borde de un balcón. Se acercó a mirar un poco y al no haber ninguna protección, pierde el equilibrio y cae. Pero, milagrosamente y con los reflejos más filosos que los de un gato, la mujer se dio cuenta de lo que estaba pasando y sin pensarlo se aventó, alcanzando la piernita del pequeño y salvándole la vida.

Ya saben que los mexicanos en las redes sociales somos muy cotorros y, al ver que no le había pasado nada al niño mas que un terrible susto, decidieron que la mejor manera de reaccionar a esta increíble historia era con un video meme. No se pueden perder esta joya de video narrado por el mismísimo Christian Martinoli; jiar, jiar, jiar.

Señores padres de familia, cuiden bien a sus hijos, afortunadamente no pasó nada pero queremos que les pase algo a sus niños, así que por un momento dejen sus teléfonos celulares y préstenle aunque sea un ratito de su atención. Cuando estén más grandes sus bebés se los van a agradecer; pero por lo mientras, lleven a ese niño al psicólogo porque no podrá superar que estuvo al borde de la muerte, o al menos denle un bolillito para el susto. No sean como esta mujer, por favor.