El 3 de septiembre, murió Peter Lindbergh a los 74 años de edad. Fue uno de los fotógrafos más aclamados y conocidos dentro de la industria de la moda en todas sus vertientes. Lindbergh, nacido en Lissa (Alemania) en 1944, es conocido por ser prácticamente el creador del concepto de supermodelo, el cual destacó en la década de los 90 con la presencia de grandes nombres femeninos como el de Kate Moss, Cindy Crawford, Linda Evangelista, entre otras.

A través de su página oficial en Instagram, se dio a conocer la noticia de su muerte. En la publicación emitieron el siguiente mensaje:Con mucha tristeza anunciamos la muerte de Peter Lindbergh el 3 de septiembre de 2019 a la edad de 74 años. Lo recuerdan su esposa Petra, su primera esposa Astrid, sus cuatro hijos Benjamin, Jérémy, Simon, Joseph y sus siete nietos. Deja un enorme espacio“. El mensaje está acompañado de una imagen del estudio de Lindbergh vacío.

Portada de Vogue de septiembre de 1992 con Linda Evangelista.

De joven trabajó en una tienda como escaparatista para luego entrar a la Academia de Arte de Berlín en la década de los 60. Inspirado por Vincent Van Gogh y diversos artistas a lo largo de los años como Joseph Kosuth, fue hasta 1971 que comenzó su carrera como fotógrafo al trabajar como asistente de Hans Lux para, dos años después, abrir su propio estudio. En 1978, cuando se mudó a París, decidió dedicarse al mundo de la moda.

Peter Lindbergh destacó durante más de cuatro décadas por resaltar la belleza natural de la mujer en una época (sobre todo los 80) en que los retoques y el maquillaje formaban parte de la estética. Siempre consideró como el elemento más importante de la belleza, el alma seguida de la personalidad. Retratos realistas, imágenes orgánicas, idealización de la belleza apegada a lo humano…

En la década de los 90, quizá su mejor época, trabajó con las modelos más grandes de la industria. Moss, Crawford y Evangelista formaron parte de un selecto grupo al que también pertenecía Helena Christensen, Naomi Campbell, Tatjana Patitz, Claudia Schiffer, Amber Valletta y Christy Turlington. Todas ellas fueron las primeras supermodelos de las pasarelas, quienes se convirtieron en una marca que representaba a otra. Es decir, la cara de Chanel, Dior y las casas de alta costura que a la fecha siguen vigentes.

De alguna manera, Peter Lindbergh es considerado como el responsable de este concepto, el cual fue potenciado por Kate Moss, quien representaba la filosofía del fotógrafo alemán: belleza natural, un estándar de belleza normal, alcanzable, humano. En 1996 lanzó el libro 10 Women by Peter Lindbergh con retratos en blanco y negro de todas las grandes modelos de la época.

Número de septiembre 2019 de Vogue, curado por Meghan Markle.

Su último trabajo fue el número de septiembre de Vouge UK, el cual fue coordinado por Meghan Markle, duquesa de Sussex. Lo eligió específicamente para retratar a las 15 mujeres más representativas de esta edición. Peter Lindbergh trabajó con ella para una cover story de Vanity Fair en octubre de 2017, meses antes de contraer matrimonio con el príncipe Harry de la realeza británica.

También trabajó con grandes personalidades de la actualidad como Rosalía Gigi Hadid, Birgit Kos, Vanessa Paradis, Al Gore, Jennifer Lawrence, Rooney Mara, Kate Winslet, Wim Wenders, Daft Punk, Adriana Lima, Cara Delevingne, y más.

Daft Punk por Peter Lindbergh.