Youtube/Youtube

Nadie sabe para quién trabaja: Compra casa por medio millón de dólares y se la devoran las termitas

Nadie sabe para quién trabaja. En medio de la ilusión y los esfuerzos que supone comprar una nueva casa, una pareja australiana invirtió hasta el último peso, para poder pagar casi medio millón de dólares por un lugar idílico que se convertiría en la casa de sus sueños. Lo que nunca imaginaron, es que en realidad, estaban patrocinando a miles  de termitas, quienes a los pocos meses reclamaron derecho de antigüedad y terminaron acabando con todo el lugar.

Todo empezó cuando Shaun y Sara Sarson vieron la construcción de dos pisos y con un jardín enorme y como si no pudiera ir mejor, se ubicaba el condado de Gold Coast, Australia. Inmediatamente supieron que era el lugar perfecto para criar a sus dos hijos de 2 y 3 años, harían carnes asadas invitando a  toda su familia y el patio tenía el espacio suficiente para festejar los cumpleaños de los niños.

Nadie sabe para quién trabaja: Compra casa por medio millón de dólares y se la devoran las termitas

Youtube

Ambos juntaron sus salarios, sacaron un préstamo e hicieron todo para poder pagar 66 mil dólares australianos, el equivalente a poco más de 480 mil dólares estadounidenses. Pero, ni siquiera habían pasado ocho meses cuando su peor pesadilla se hizo realidad.  “Pusimos nuestra vida en esto. Todo el dinero que tenemos, y más, porque todavía estamos pagando la hipoteca de una casa en la que no podemos vivir”, dijo la mujer al canal de televisión australiano “A Current Affair”.

Lo que había empezado como un pequeño agujero en el techo de madera del baño, en poco tiempo se convirtió en un boquete, de pronto la aparición de hoyos en paredes y techos se habían propagado por toda la casa. Solo bastó que Shaun rascara un poco para averiguar qué estaba produciendo las imperfecciones en la construcción, para que se develara la terrible verdad.

De sueño idílico a la peor pesadilla

Nadie sabe para quién trabaja: Compra casa por medio millón de dólares y se la devoran las termitas

Youtube

Miles y miles de termitas encontraron el lugar perfecto para anidar entre el yeso y la madera y era tiempo de reclamar su territorio. Lo extraño, es que la pareja había encargado una inspección de plagas antes de comprar la casa, pero les dijeron que no había evidencia de actividad o daño. No obstante, luego de que los agujeros se hacían cada vez más evidentes, una segunda inspección reveló,  que lo que los nuevos residentes llamaban hogar, estaba infestado de termitas. ¡Qué horror!

“A primera vista sabía que había mucho daño, pero cuando sacamos las paredes me quede asombrado”, aseguró el contratista Daniel Golin, “están en todos los cuartos, en cada parte de la casa. Sería muy difícil reconstruirla, creo que en este estado,  lo mejor es demolerla”.

La pareja se puso a averiguar y contactaron con una persona que antes de ellos había estado interesada en comprar la casa, quien les dijo que prácticamente los habían timado. Su agente de ventas notó que había evidencia de termitas, así que declinaron la compra y según asegura, pasaron la información a su agente inmobiliario, quien evidentemente, ocultó la información.

Nadie sabe para quién trabaja: Compra casa por medio millón de dólares y se la devoran las termitas

Youtube

 

De acuerdo con ‘Clarín’, el agente, Anthony Broomhall, quien ahora se enfrenta a las autoridades del estado australiano de Queensland, todavía tuvo el descaro de explicar que: “en realidad, no tengo obligación de revelar los resultados de una inspección de plagas pagada en forma privada por otra persona“. Mientras que el antiguo propietario de la casa, se deslindó de toda responsabilidad, argumentando que ni siquiera sabía que había termitas.

Después de la decepción, la familia tuvo que mudarse a otro lugar y lo peor es que el seguro todavía no tiene una resolución a su favor. “He llorado mucho, también tenemos niños pequeños, tienen dos y tres años y se dieron cuenta de que ni siquiera era seguro estar aquí, hay agujeros en las vigas mayores”, comentó Sarah. Ahora sí que entre animales te veas…. Pero viéndolo positivamente pudo ser peor, como el caso de la joven a la que robaron su casa, mientras tomaba clases virtuales.