¡Viva! Regalan tablet y una bicicleta al niño de Tamaulipas que hace mandados a domicilio

Aunque internet es un lugar que cada vez está más lleno de ataques y odio, también se ha convertido en una plataforma que nos permite conocer historias conmovedoras, las cuales casi siempre terminan con un final feliz gracias a los usuarios quienes se dedican a difundir, apoyar y compartir este tipo de historias a través de sus perfiles.

Durante la pandemia de coronavirus hemos conocido muchas historias de ese tipo. La más reciente de ellas fue la de Iker Alfredo Rodríguez Landín, un niño originario de la colonia Vamos Tamaulipas, en Ciudad Victoria, que durante la contingencia por coronavirus creó un servicio de mandados a domicilio que hacía en la bicicleta de su hermana, la cual condicionó con una caja y tenía pegada un letrero de “Uber Eats”, hecho por Leslie de los Reyes, vecina encargada de hacer viral la historia del niño.

¡Viva! Regalaron una tablet y una bicicleta al niño de Tamaulipas que hace mandados a domicilio

Foto: Especial

En su momento se dio a conocer que el niño había decidido chambear durante la cuarentena para ahorrar y poder comprarse una tablet para tomar sus clases en línea. Sin embargo, el sueño después cambió un poco cuando el pequeño Iker comenzó a tener chamba y la bicicleta prestada ya no le permitía recorrer grandes distancias, por lo cual ahora su meta era una bicicleta nueva.

Afortunadamente las redes sociales se hicieron cargo de cumplir ambas necesidades, pues luego de que la historia de Iker se hiciera viral la ayuda le llegó a manos llenas. Primero porque hace unos días Chumel Torres se contactó con la mamá del niño para avisarle que él le regalaría su tablet y se la mandaría hasta Tamaulipas para que el niño pueda tomar sus clase en línea. 

Y sí, afortunadamente eso no fue lo único. De acuerdo con Excélsior, el DIF de Tamaulipas se enteró de la situación de Iker y lo buscó para regalarle una bicicleta nueva para que el niño pueda seguir haciendo sus mandados. “Siempre desde chico ha tenido la iniciativa que si quiere alguna cosa o algo el se propone, hace algo para conseguirlo”, menciono al diario la mamá del niño, Mónica Landín, afirmando que se sentía muy feliz por su hijo, quien la llena de orgullo.

Sin duda esta es una prueba de lo hermosa que es la inocencia de los niños y también, de lo mucho que pueden recibir gracias a ella y a sus ganas de salir adelante ante todo. Ojalá más seguido podamos conocer historias como las de Iker, las cuales nos recuerdan que todo esfuerzo siempre rinde frutos. 

Niño en Tamaulipas hace mandados para comprarse una nueva bicicleta