Niño pierde su celular y ofrece sus ahorros para recuperarlo; quiere las fotos de su mamá fallecida

A diario conocemos historias de personas que pierden el celular en el transporte público, sin embargo, una que ha logrado conmover a todo internet ha sido la de Gino López, un niño de 10 años de edad que olvidó su teléfono móvil a bordo de un taxi y que decidió subir a la web un video en el que ofrecía sus ahorros como recompensa a quien le devolviera el aparato.

Lo más conmovedor del caso es la razón por la que el niño quiere recuperar su celular, pues es por las fotos que tiene de su mamá, quien falleció cuando él era un bebé y a quien dice, no quiere olvidar.

El pequeño, originario de Argentina, subió una grabación a la web donde detalló cómo fue que perdió su teléfono móvil y la razón por la que desea recuperarlo: “Hola, soy Gino López. Hoy me olvidé mi celular en un remis (taxi) que tomé y ahí tenía las fotos y videos de mi mamá que falleció cuando yo era muy chiquito”, dice el niño en el videoclip. “No lo quiero perder porque cuando la extraño veo sus videos y escucho su voz y yo no la quiero olvidar su voz ni nada de eso”, agrega.

Acá va el video que ha conmovido a todos los corazones de internet: 

El caso se hizo viral y eso llevó a una empresa telefónica a localizar al pequeño Gino, a quien le regalaron un celular nuevo -el cual su tía se encargó de llenar con algunas fotos de su mamá, quien murió de leucemia en 2009 a sus 22 años de edad-, además de un casco de realidad virtual y una playera de la selección Argentina.

Pero eso no fue todo, ya que la misma empresa lanzó un anuncio a la persona que tuviera el celular del niño y le dijo que si lo devolvía le regalaría un Samsung J7 PRIME además de la generosa recompensa que el pequeño había prometido, esto con el objetivo de que Gino pueda recuperar ese contenido tan preciado.

Ojalá la persona que tenga el teléfono se compadezca de este niño y lo regrese. Por otro lado, qué buena onda de la compañía telefónica que se encargó de devolverle un poquito de felicidad a Gino López ¡Aún existe gente buena en el mundo!