En estos tiempos la tecnología móvil es capaz de hacer prácticamente todo, desde decirnos en dónde estamos y sugerirnos dónde comer, hasta evitar que nuestra vida acabe en un breve instante. Puede que el último ejemplo suene algo extremista, pero no lo fue para una madre y su pequeño, quienes evitaron que sucediera algo horrible gracias a la ayuda de Siri.

Conozcan la historia de Roman, un niño londinense de cuatro años que no dudó en utilizar al asistente de virtual al ver que su mamá había perdido la consciencia.

Según lo reportado en appleinsider, cuando el nene y sus hermanitos pensaron que su madre había muerto, en seguida puso manos a la obra, desbloqueando el iPhone y activando el reconocimiento de voz para así llamar al 999 (el número de emergencias en aquel país). Muchos niños hubieran sucumbido ante el pánico y hubieran comenzado a llorar, pero el protagonista de la historia conservó la calma y supe exactamente qué hacer.

En el video que vamos a dejar a continuación, podrán ver cómo el chiquillo se encarga de proporcionar toda la información que la operadora necesitaba para enviar auxilio;  para que vean lo despiertos que son algunos niños, por así decirlo.

Gracias a la llamada de Roman, la policía y los paramédicos pudieron llegar a su casa en tan sólo 13 minutos y proporcionar primeros auxilios a su madre, quien estaba inconsciente, se lee en el clip.

Ella fue llevada al hospital, donde rápidamente fue dada de alta y ahora está de vuelta con sus hijos.

Algunas personas opinan que las comodidades que ofrece la tecnología sólo sirven para frenar la capacidad de los niños de actuar por cuenta propia, pero esta historia ha probado que se equivocan. Por nuestra parte, pensamos que todo es cuestión de iniciativa propia o como vulgarmente se dice: “El que es perico, donde quiera es verde”.