La amistad, cuando uno es niño, tiene un significado muy diferente del que tiene la mayoría al momento de crecer. Es decir, durante nuestra niñez no importan mucho los malos entendidos con los amigos, ya que o se nos olvidan rápido o los dejamos atrás con tal de seguir disfrutando la vida con ellos. Lo mejor de todo es que muchos de nosotros, además de eso, logramos experimentar el amor y la bondad que son capaces de ofrecer los más pequeños cuando uno lo necesita.

Daniel Hunt, un niño de tercero de primaria, fue testigo de ello. Y es que el pequeño recibió varios juguetes de regalo por parte de sus compañeros de clase, ¿la razón?, porque quisieron regresarle un poco de lo que Daniel había perdido anteriormente, pues hace unos días un incendio consumió su casa y todo lo que había en ella. ¡Qué bello momento!

El canal CBS News dio a conocer un video donde se ve cómo los compañeros de Daniel Hunt, quienes estudian en la Philadelphia Elementary School, sorprenden al niño cuando entra al salón de clases, en donde hay una mesa llena de peluches, juegos de mesa y demás juguetes que los pequeños se encargaron de conseguirle al buen Daniel, algo que evidentemente hace llorar al niño.

Captura de pantalla

Luego de que Daniel rompiera en llanto –de felicidad, obviamente– los niños se acercan a él y le regalan un tierno y cálido abrazo, todo mientras la maestra es testigo del bondadoso y hermoso acto que se está llevando a cabo en el aula escolar. Obviamente se los dejamos a continuación:

Kristen, la mamá de Daniel, le contó al mismo medio que estaba muy sorprendida con el gesto y que al saber de lo que los compañeros habían hecho por su hijo, se puso a llorar alrededor de 45 minutos en su trabajo. “Estoy tan abrumada por todo el amor y la comunidad que se están uniendo por nosotros. Es muy abrumador y una bendición”, dijo la señora a CBS.

Cabe mencionar que tanto Daniel como sus padres se están quedando en casa de unos familiares en lo que arreglan su situación, sin embargo, no nos queda la menor duda de que este pequeño y sus papás cuentan con el apoyo de muchas personas, por lo que podrían regresar a su hogar más pronto de lo que imaginan.

captura de pantalla