El que te roben es algo muy feo, no importa el día que sea, pero, el que roben todos los regalos de Navidad es aún peor. Afortunadamente aún hay gente buena en este mundo, como quienes ayudaron a Kenny Kenmure.

Screen Shot 2015-12-24 at 12.24.34 PM

Kenny Kenmure, quedo impactado al darse cuenta que, todos los regalos que había comprado para su hija fueron robados. Debido que esta vez su pequeña pasaría la Navidad

con él, Kenny gastó al menos cientos de libras en los regalos, entre los cuales se encontraba un castillo de princesas Disney de 91cm.

castillo

Obviamente el pobre Kenny se encontraba devastado, ya que el devoto padre gastó el dinero de su renta y para el pago de sus deudas en los regalos de su hija. Afortunadamente su amigo Brian Hughes, recaudo 1000 libras (666 mil 156 pesos) en donaciones para poder salvar la Navidad de Kenny y su hija.

En un principio, Kenny no quería aceptar él dinero, pero Brian lo convenció de aceptar la buena voluntad que 50 extraños tuvieron hacia él.

Si bien quienes robaron los regalos son escoria, las donaciones desinteresadas de la gente nos confirman que aún hay bondad en este mundo.

Via: Mirror