La historia detrás de los memes de la demanda contra Office Depot por culpa de unas grapas

Porque sabemos que les encanta saber todo lo que ocurre en internet: les explicamos los memes de la demanda millonaria contra Office Depot.

Una de las enseñanzas más grandes que nos ha dado el internet es el no creer en todo lo que vemos o leemos, ya que muchas de esas cosas llegan a ser inventadas por personas que buscan llamar la atención o simplemente lo hacen bromeando y sin medir las consecuencias. Pues bien, justamente eso le pasó un morro en Twitter que mintió sobre una demanda contra Office Depot, la cual obvio  resultó ser falsa. 

Resulta que hace unas horas un sujeto originario de Mazatlán, Sinaloa, escribió en su cuenta de Twitter que estaba muy feliz porque le habían depositado 450 mil pesos a su cuenta, dinero correspondiente a una demanda que le ganó a Office Depot por haberse engrapado las manos por accidente en una de sus sucursales, donde estaban las grapas sueltas.


— Office Depot México (@OfficeDepotMex) July 4, 2020

‘ width=”847″ height=”1024″> Foto vía: @SimpsonitoMX

Sin imaginarlo, el tuit de este chico se hizo viralporque obviamente muchos ya estaban buscando en que sucursal podrían ir a engraparse los dedos y recibir dinero por ello– desatando lo inevitable. Sí, el chisme llegó a oídos de Office Depot, quienes salieron a decir que la demanda no existía y ellos ni sabían de lo que estaba hablando el chico. ¡Fuimos timados!

A través de su cuenta de Twitter, Office Depot respondió al tuit del chavo y aclaró que no existió nunca una demanda en su contra, mucho menos un pago por tanto dinero: “No tenemos conocimiento de alguna resolución judicial o litigio vigente que implique una compensación como a la qué haces referencia”, respondió la empresa en su cuenta establecida para México.

Todo se descontroló

Al parecer el tuit  tuvo mucha repercusión porque varios usuarios comenzaron a comentar que no era posible que Office Depot le pagaran esa cantidad de dinero tan grande a un sujeto que se engrapó la mano por accidente, siendo que en el mundo existen empresas que para que te resuelvan un problema casi tienes que estar fregando todo el día sino ni te pelan.

Por otro lado, el usuario en cuestión aclaró que todo había sido una broma y que escribió el tuit en la madrugada pensando que nadie iba a leerlo o a hacerle caso. Sin embargo, al final el chico decidió poner su cuenta de Twitter en privado, pues muchas personas estaban sugiriendo a Office Depot que demandaran al tuitero por difamación.

En fin, no cabe duda de que esta broma es el claro ejemplo de lo cuidadosos que debemos ser con lo que posteamos en redes sociales, pues nunca sabemos la repercusión que tendrán en el internet de las cosas y mucho menos quien lo leerá.

Asimismo, los memes y las reacciones en torno al tema se dejaron venir en Twitter, y acá les dejamos algunas que la neta sí nos soltaron una que otra carcajada:

 

Bueno, al final estamos seguros de que el chico de Twitter no quiso hacerle daño a nadie y probablemente la cosa con Office Depot no llegue a más (o eso esperamos), aunque si de algo estamos seguros es que después de este tuit el joven pensará mejor lo que anda posteando en sus redes sociales. ¿A poco no?


Comenta con tu cuenta de Facebook





Top Relacionadas
:)