Vía: Shutterstock

Orcas se ponen a surfear en Noruega

A pesar de que su nombre coloquial nos debería hacer temblar ante su presencia, las orcas son de los mamíferos marinos más queridos por la humanidad. Tanto así que hasta en varias películas han tomado el protagonismo, como nuestra querida Keiko hace ya más de 20 años.

Sin embargo, no se puede tomar a la ligera el nombre de “ballenas asesinas”, por lo que es muy importante mantener distancia y darles su espacio. Pero ¿qué pasa cuándo ellas se nos acercan a nosotros?

Esta vez, Noruega se convierte en el lugar donde la naturaleza y el hombre chocan… o en este caso, donde se ponen a surfear. Durante la competencia de Maestros en Lofoten, un grupo de orcas se unió a los surfistas para disfrutar del rompimiento de las olas.

Claro, se necesita de un tipo especial de persona para querer surfear en estas aguas y no lo decimos por el temor a ser atacado por un animal, ya que con temperaturas tan bajas muchos depredadores no se atreven a pasearse por ahí.

Aunque este no es el caso de las orcas, animales que están preparados para aguantar temperaturas extremas. Por alguna razón, han demostrado una fascinación por los humanos casi tan grande como la de las personas por ellas.

Esto ha hecho que muchos encuentros similares tomen lugar en varias partes del mundo:

Por supuesto, no se recomienda en lo más mínimo acercarse a ellas, ya que al final del día son uno de los depredadores más grandes y poderosos del mar. Si no nos creen, tengan en cuenta que hasta el mítico tiburón blanco palidece al verlas.