Así como en ‘La vida es bella’: Padre en Siria le enseña a su hija a reírse de los bombardeos

Sabemos que la situación mundial es sumamente tensa, a lo largo de todo el planeta hay conflictos que por supuesto se llevan los titulares de todos los medios y uno de los más antaños es el que hay en Siria. Como siempre, los que salen pagando los platos rotos de toda esta situación, de las armas que se usan para imponerse sobre el otro son todas las personas que viven ahí, y para ser específicos los niños. Afortunadamente hay personas como este padre que logró sacarle sonrisas a su pequeña en medio de los bombardeos.

Este es el caso de Abdullah Abu Salva, uno de los habitantes de Siria –para ser exactos en la provincia de Idlib– que como todos llevan años sufriendo los estragos de la guerra junto a su hija de cuatro años, Selva. A lo largo de todo este conflicto, el padre ha buscado un montón de salidas para evitar que su pequeña tenga recuerdos amargos de todos esos años de su vida, así que se le ocurrió una manera muy creativa para hacer más amena esta situación.

Selva y Abdullah/ Foto: Captura de pantalla

Para evitar que su hija crezca con crisis psicológicas y así como lo vimos en la pantalla grande con La vida es bella de Roberto Benigni, el papá de Selva creó un juego para que la niña no tenga miedo en medio de los bombardeos. Básicamente cada vez que cae una bomba, ambos tienen que reírse, enseñándole que todo lo que escucha caer del cielo no es malo. Por supuesto que para hacer esto aún más divertido, Abdullah comenzó a grabarse mientras jugaba con Selva y por supuesto que el video se hizo viral.

En él vemos como el padre le pregunta a la niña si era un avión o una bomba, y con toda la inocencia del mundo ella contesta feliz que es una bomba. Justo antes de que caiga cerca de ellos, Abdullah le recuerda las reglas del juego, reír justo cuando se escuche la explosión y por supuesto que Selva siguió las instrucciones al pie del cañón porque al detonar la bomba, la pequeña soltó una enorme carcajada.

De acuerdo con The Independent en Turquía, Abdullah decidió ponerse a jugar con su hija en medio del caos porque todos los niños en Siria están sufriendo por el intenso bombardeo. Para lograr que su hija riera y entendiera muy bien su juego, le dijo que los sonidos que escuchaba venían de armas de juguete.

No cabe duda de que la guerra está afectando a todos los pequeños, pero sin lugar a dudas lo que este padre logró con la pequeña Selva nos deja muy claro que a pesar de todo lo malo que puede pasar a su alrededor, ellos mantendrán la inocencia y siempre sonreirán ante la adversidad.