No, lo que están viendo en esta imagen NO es una estatua. En realidad, se trata de un bello perrito que ha estado confundiendo a la banda de internet porque no parece real a primera vista.

Todo comenzó cuando Sandra Pineda, la dueña de la criatura, publicó una fotografía de Piper en sus redes sociales. Debido al color de este Xoloitzcuintle y a lo hermosa que era su piel, algunas personas comentaron que la “escultura” de la chica lucía fantástica. Obviamente, se llevaron una gran sorpresa después de que se aclaró el malentendido.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Am I pretty? The only correct answer is yes.

Una publicación compartida de Piper & Riley (@pipernriley) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Piper and Riley are absolutely delighted to finally hit 💯 friends on Instagram!! 🥳 #NakeyPiper #RileyBiley

Una publicación compartida de Piper & Riley (@pipernriley) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Guise.. don’t laugh but I have to wear diapers around now that I got my period 😢 I won’t let my mom take a good pic of me cos I’m embarrassed 😖

Una publicación compartida de Piper & Riley (@pipernriley) el

“Fue muy divertido ver todos estos elogios de las personas que pensaban que Piper era una estatua”, dijo Sandra. “Todos estaban realmente confundidos y me preguntaron si ella era real o no”.

Como saben, el Xoloitzcuintle es una raza canina proveniente de México que se caracteriza por ser casi lampiña. Su piel (que se siente genial al tacto) puede exhibir colores como el negro, marrón oscuro, abigarrado y hasta bronce. Se les conoce por ser perros muy leales y cariñosos, pero sobre todo por ser muy bellos a la vista.

¿Ustedes creen que el buen Piper parece una estatua? Tal vez podríamos confundirlo si sólo lo miramos de reojo, pero es casi imposible no saber que se trata de un ser vivo. De todos modos, no podemos negar que su increíble apariencia lo hace digno de tener un poco de fama.