Mientras Tanto

Perritos están entregando vino y víveres durante cuarentena por coronavirus

Perritos en Estados Unidos están ayudadndo a personas en algunas tareas simples en sus negocios o para hacer la buena acción del día.

La pandemia de coronavirus ha dejado a millones de personas en cuarentena en sus hogares. Como es bien sabido, la propagación del virus se produce a través del aire y siempre a través de contacto cercano con otras personas. Afortunadamente las mascotas como los perritos no pueden contraer este virus. Esto ya lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud. Aprovechando que ellos son perfectos, muchas personas han recurrido a los servicios de sus amigos peludos para ayudarlos en algunas tareas simples en sus negocios o para hacer la buena acción del día.

Foto: Especial

Este es un caso que estamos viendo en la empresa de Maryland Stone House Urban Winery, quienes le han pedido “una pata” a su boxer Soda Pup de 11 años para llevar botellas de vino de la tienda a los automóviles de los clientes que esperan afuera, informa The Washington Post. La bodega ha estado haciendo esto desde mediados de marzo. Por supuesto, un perro con pesadas botellas de vidrio llenas de alcohol en la boca sería peligroso, por lo que Soda Pup lleva el vino, dos botellas a la vez como máximo, con bolsas similares a las utilizadas por los caballos.

“Me conecté en línea y encontré esta pequeña e ingeniosa mochila”, dijo la copropietaria Lori Yata a la estación de noticias local WJLA. “Hemos hecho que personas llamen específicamente para que Soda Pup les traiga vino, personas que nunca antes han estado aquí”. Así que además de ayudar a que el virus no se propague, Soda Pup le está ayudado a sus dueños a que mejore el negocio.


Foto: Especial

Además de Soda Pup, hay otros perritos como este golden retriever de Colorado que también está haciendo su parte en estos días difíciles. Su nombre es Sunny y ha estado entregando víveres a su vecina Renee Hellman, quien necesita ayuda porque tiene “algunos problemas de salud y depende del oxígeno”, señala CBS.

Para evitar poner en peligro a Hellman, la dueña de Sunny, Karen Eveleth, decidió recoger su lista de compras, comprar los artículos y luego entregarle las bolsas a Sunny para que se acercara a la casa de Hellman. “Comenzó a hacer la ayuda de ida y vuelta. Ha sido divertido. Ha sido un verdadero placer”, dijo Hellman. “Pequeñas cosas como que Sunny venga a visitarme es agradable y me hace sentir bien. Es una forma de comunicarse”.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)