Piloto profesional prueba que las apariencias engañan

Pues para que la próxima vez no se dejen llevar por las apariencias, estos instructores de manejo fueron sometidos a tormento chino –malasio, mejor dicho- cuando esta dulce mujercita les demostró de lo que es capaz cuando está al volante.

Qué dijeron, ¿nada más porque se ve que no ha echa pata no mete la ídem en el acelerador?

Claro, primero como que la regó… ya después de pedir otra oportunidad, les hizo tener que cambiarse de pantalones… no lo hagan en casa. Tras esa pinta de nerd se encontraba una piloto profesional… y bastante guapota, por cierto.

*Vía RT