Debido a la creciente ola de feminicidios y e intentos de secuestro que se han dado a conocer en las últimas semanas, varios establecimientos ubicados en la CDMX se han unido a una iniciativa llamada #SafePlaces, la cual invita a todas aquellas mujeres que se sientan en una situación de riesgo, a ingresar a sus instalaciones para pedir ayuda: va desde permanecer en el lugar hasta que lleguen por ti o bien, que alguien te acompañe hasta tu casa u otro lugar donde te sientas a salvo. Cabe mencionar que esta ayuda va enfocada especialmente a las mujeres, esto debido al contexto de la situación actual.

Entre la lista de establecimientos que externaron su ayuda a las chicas destacó Librería Porrúa, aunque no en una buena manera, ya que en un intento por ser empáticos con la situación y externar su ayuda a los hombres, sólo desataron la molestia de varios usuarios de redes sociales. Y es que el pasado 6 de febrero, la tienda de libros compartió en sus redes sociales una imagen en la que ofrece su apoyo a los hombres que se sientan en una situación de riesgo, pues afirman que “ser hombre no te hace menos vulnerable”. Para rematar al ya polémico mensaje, Porrúa publicó esto con los hashtags #NiUnoMenos y #VivosNosQueremos, la versión “masculina” (por decirlo de alguna forma) de los tags que utilizan las mujeres para alzar la voz contra los feminicidios y la violencia que sufren todas las mujeres a diario. 

Ese post desató una ola de opiniones, la mayoría de ellas negativas, pues varios concuerdan en que esta publicación se da en un contexto de denuncias de secuestros a mujeres y feminicidios, que a comparación de otros tipos de violencia, ésta se da por el simple hecho de ser mujer. En pocas palabras, a las chicas siempre les agrede por su género, y el tipo de violencia que se les aplica es de carácter sexual, ya que va desde acoso sexual por la ropa que visten a ser violadas por ir solas, o ser secuestradas para ser explotadas sexualmente, sólo por mencionar algunos ejemplos.

Obvio también hubo otras personas que agradecieron a la librería el que hiciera visible la violencia contra los hombres, y aplaudieron su iniciativa.

El 7 de febrero, Porrúa lanzó un comunicado en el que explican la razón de su campaña, y afirman que no tenía la intención de demeritar la situación de violencia que viven millones de mujeres en el país desde hace años, sino que más bien querían incluir al género masculino porque ellos, al igual que el femenino, también están expuestos a situaciones de violencia. La librería detalla que al lanzar una campaña solidaria “sin distinción”, los hombres pueden ponerse en los zapatos de las mujeres y ser más empáticos. Y todo parecía ir mejorando para la imagen de Porrúa hasta que, casi al final, volvieron a hacer enfásis en los hombres del país y volvieron a ser blanco de críticas por parte de usuarios en redes sociales: