Siempre hemos oído que “la televisión engorda”, y digamos que este mito no está taaaaan descabellado dentro de lo que cabe, y para comprobarlo encontramos un gif bastante ilustrativo.

Resulta que nuestra cuerpot puede verse “alterado” dependiendo qué tipo de lente utilice la cámara con la que nos estén grabando o fotografiando. Y es que profesionalmente la fotografía tiene distinto tipos de lentes para ocasiones en específico, dependiendo cuál se use puede generar cierta efecto en específico a nuestro cuerpo.

Gracias a

Jim Zub, quien fotografió el rostro de una persona con diferentes lentes muestra la diferencia del rostro entre un lente de 24mm y uno de 20mm. Un claro ejemplo para los que tenemos mínima noción de la fotografía o para los aficionados que recién comienzan a dar disparos al aire.

Chequen cómo el rostro cambia totalmente, de un rostro afinado a otro meramente robusto.